Inicio

Acerca de AI

Art´┐Żculos

Investigaciones

Multimedia

Donaciones

 

 

 

 

 

AI | Alerta 360 Internacional

LUCHANDO CONTRA LA DESINFORMACI´┐ŻN

 

 

 

 

 

 

 
 

 NUESTRAMISI´┐ŻN >

´┐Ż Luchar contra la total impunidad que otorga la desinformaci´┐Żn.

´┐Ż Promover debates positivos.

´┐Ż Alertar crisis.

ALERTAOBRAS >

 

 El Terror Rojo

La mayor investigaci´┐Żn sobre cr´┐Żmenes del comunismo en el mundo. Entrega fascicular.
 

´┐Żltimas publicaciones:

´┐Ż  Mozambique | (1975-1994)
´┐Ż  Corea del Norte | (1949-hoy)
´┐Ż
  Letonia | (1940-1991)
´┐Ż  Nicaragua | (1979-1990)

 

 ALERTAMUNDO >

 

´┐Ż Europa

´┐Ż Asia

´┐Ż ´┐Żfrica

´┐Ż Am´┐Żrica

 ALERTAINTERNACIONAL >

 

´┐Ż Investigaciones

´┐Ż Testimonios y relatos

´┐Ż Biograf´┐Żas

´┐Ż Art´┐Żculos

´┐Ż Citas

´┐Ż Glosario
´┐Ż Lecturas

´┐Ż Multimedia

  ALERTACONTACTO >

 

´┐Ż ´┐Żnase a AI360 hoy

 
´┐Ż Escr´┐Żbanos
 

´┐Ż Mapa del sitio

 

´┐Ż S´┐Żganos en:

 

Facebook

Twitter

 
ALERTAIDEA

DONACIONES

Su aporte en dinero, trabajo o contactos es FUNDAMENTAL para continuar luchando.

Toda cooperaci´┐Żn es ´┐Żtil.

   

Aporte ahora

   

 

myspace live counter
 

 

 
   
   
 

 

ART´┐ŻCULOS

 

 

´┐ŻFRICA | por Alerta 360 Internacional

 

Amarillo, rojo y negro
Por Andr´┐Żs Silva Haro
´┐Żltima modificaci´┐Żn: 10 de diciembre de 2009 | Descargar en formato PDF

 

Una colosal campa´┐Ża de intelectuales, artistas y agencias humanitarias atormenta con la culpa a occidente acus´┐Żndole de haber empobrecido y saqueado el continente negro a trav´┐Żs del capitalismo y los per´┐Żodos colonialistas. Una posici´┐Żn asumida no s´┐Żlo por la producci´┐Żn acad´┐Żmica sino tambi´┐Żn - y en mayor grado - por la industria del entretenimiento.

 

Tal pareciera ser que como una suerte de lepra gangrenosa, la introducci´┐Żn de conceptos como libre iniciativa, propiedad privada o derechos humanos ´┐Żcontamin´┐Ż una tierra id´┐Żlica que conviv´┐Ża en una armon´┐Ża natural. Era el ed´┐Żn del ´┐Żbuen salvaje´┐Ż. Para´┐Żso que se rompi´┐Ż con la llegada del malvado hombre blanco y hoy nos aterra y averg´┐Żenza la consecuencia.

 

Pero dejemos el an´┐Żlisis de lo que funciona bien - y sus causas - en el continente africano y concentr´┐Żmonos en la enorme, tremenda y descomunal hipocres´┐Ża de los acusadores. Escandalizados por las operaciones occidentales en ´┐Żfrica, rasgan sus vestiduras y lloran el saqueo, el expolio occidental a las buenas gentes africanas. Acusaci´┐Żn en parte ver´┐Żdica y en gran parte malintencionada, cuando no falaz.

 

Pero el silencio, esa omisi´┐Żn c´┐Żmplice que se condena para unos, se vuelve sumisi´┐Żn afectuosa para otros´┐Ż

 

China, el gigante rojo famoso por sus cr´┐Żmenes y tiran´┐Ża, ha sostenido durante d´┐Żcadas ´┐Ż desde la Guerra fr´┐Ża ´┐Ż operaciones en gran escala en toda ´┐Żfrica. Opuestos a la presencia norteamericana que apoyaba los movimientos libres en el continente, primero, y luego contra sus camaradas sovi´┐Żticos enfrentados en bandos opuestos, China gobierna hoy en ´┐Żfrica sin competencia. Norteam´┐Żrica, desprestigiada y acomplejada, no apoya m´┐Żs a los movimientos de independencia y liberaci´┐Żn. Rusia se encuentra muy lejos de las operaciones militares propias de la guerra fr´┐Ża. Los chinos se pasean impunemente como due´┐Żos de casa y saquean las riquezas continentales a cambio de dinero y de armas. Los reg´┐Żmenes africanos, recibiendo a manos llenas millones de d´┐Żlares y armamento para continuar sus masacres locales, ceden a los expolios, sonrientes y cooperadores.

 

 En ´┐Żfrica se libra la ´┐Żltima de las batallas de la civilizaci´┐Żn. All´┐Ż, donde en un primer momento las empresas occidentales encontraron campo abierto para sus operaciones comerciales, ha llegado el gigante rojo a competir en sus t´┐Żrminos, con un sentido despiadado en lo econ´┐Żmico y libre de escr´┐Żpulos a la vista de las clamorosas violaciones a los derechos humanos que presencian, tal vez por parecerles connaturales a sus pr´┐Żcticas e incluso ´┐Ż pese a lo salvajes ´┐Ż leves en comparaci´┐Żn a la realidad interna amarilla.

 

El colonialismo imperialista rojo abarca de norte a sur el continente. Las minas de Zambia son controladas en un 80% libre de impuestos gracias al ´┐Żgesto de simpat´┐Ża´┐Ż del gobierno local. Un gobierno que, si bien reconoce el d´┐Żficit energ´┐Żtico nacional, raciona la electricidad para alimentar a los chinos explotadores de las minas. Lo anterior, como es previsible, aumenta el resentimiento de la ciudadan´┐Ża local, que no recibe trabajo ni beneficios. La gesti´┐Żn de seguridad tanto como las pr´┐Żcticas laborales y comerciales de las 160 empresas chinas han desatado un fuerte sentimiento anti-chino expresado en el contundente apoyo a los candidatos opositores a la invasi´┐Żn roja y proclives al r´┐Żgimen taiwan´┐Żs.

 

Las ultra-contaminantes plantaciones de algod´┐Żn de Costa de Marfil ahora son chinas y extienden sus tent´┐Żculos sobre los cultivos de mandioca y ca´┐Ża de az´┐Żcar de Nigeria para sus destiler´┐Żas de etanol.

 

En un escenario casi surrealista, el continente negro ve pulular cientos de trabajadores de piel amarilla y ojos rasgados levantando instalaciones y construcciones estrat´┐Żgicas a la par de sus comerciantes que inundan los mercados locales con sus productos econ´┐Żmicos y de mala calidad, pero accesibles para la empobrecida poblaci´┐Żn del lugar.

 

Sin intervenci´┐Żn directa en las pol´┐Żticas nacionales, el rugido de China se hace o´┐Żr´┐Ż si no acompa´┐Żan sus intereses. En otras materias, el gobierno local puede hacer cuanto desee: genocidios, masacres, hambrunas, epidemias o tiran´┐Żas. China es socia tanto de dictadores como Mugabe, presidente de la empobrecida Zimbawe, como de tiran´┐Żas genocidas en el caso de Sud´┐Żn, principal destinatario de las inversiones rojas y segundo proveedor de hidrocarburos a China. El r´┐Żgimen de Darfur sostiene relaciones tan ´┐Żntimas con el de Pek´┐Żn como la multimillonaria central el´┐Żctrica de Merowe, con la consiguiente deportaci´┐Żn de 50.000 habitantes a cambio del ingreso de 1.800 millones de d´┐Żlares y el consentimiento de las masacres sudanesas. Un genocidio que ha costado m´┐Żs de un cuarto de mill´┐Żn de v´┐Żctimas y un desplazamiento de al menos dos millones y medios de personas. Pero a cambio del 65% del petr´┐Żleo de Jartum y un negocio de armamentos que seg´┐Żn Human Rights Watch alcanza al menos a una de cada diez armas que llegaron al pa´┐Żs, Pek´┐Żn puede callar ante la tragedia.

 

Una vez m´┐Żs, fracasa la estrategia occidental de negociaciones en confortables salones de t´┐Ż y teor´┐Żas acad´┐Żmicas de buen tono. Progresivamente las propuestas bien educadas de occidente van retirando la influencia occidental en ´┐Żfrica y ceden terreno a los ambiciosos intereses mao´┐Żstas.

 

El continente negro se ha convertido, como otras zonas estrat´┐Żgicas del planeta, en el patio trasero de los reg´┐Żmenes comunistas. All´┐Ż liberan sus materiales t´┐Żxicos, extienden toda clase de tr´┐Żficos ilegales, saquean materias primas y, por sobretodo, se financian. Sus pr´┐Żcticas de negocios (comisiones, fraudes, corrupci´┐Żn, da´┐Żos al medio ambiente, etc.) no hacen sino agravar el panorama.

 

El neocolonialismo de un continente des-colonizado por sus tropas ha llegado. El comercio con las naciones rojas ´┐Ż con China a la cabeza ´┐Ż suma miles de millones de d´┐Żlares y sigue en aumento. Hoy en d´┐Ża China supera a los pa´┐Żses europeos como socios comerciales y se espera que en menos de un quinquenio supere a los Estados Unidos, atenazado tanto por la crisis econ´┐Żmica como por el creciente - y orquestado por las izquierdas mundiales - rechazo a su presencia en el mundo. Mientras, el repudio hacia unos se convierte en simpat´┐Żas hacia los otros, con sus centenares de empresas y millares de obreros que trabajan en condiciones sub-humanas.

 

Para comprender en perspectiva, si a principios de los ´┐Ż90 China manten´┐Ża inversiones por menos de 5 millones de d´┐Żlares (el primer pie en el continente despu´┐Żs del derrumbe de la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica), a mediados de la primera d´┐Żcada del 2000 superaba los 11.700 millones de d´┐Żlares proyectando duplicar la inversi´┐Żn francesa hacia el 2010 y desplazar sin mayor esfuerzo a Estados Unidos del continente. Implacable en su determinaci´┐Żn, China super´┐Ż al Banco Mundial como fuente de pr´┐Żstamos y cr´┐Żditos al desarrollo para la regi´┐Żn y reconfigur´┐Ż la deuda p´┐Żblica hacia el r´┐Żgimen rojo, forjando deudores continentales dependientes del favor de Pek´┐Żn, caotizando as´┐Ż el trabajo de programas internacionales y organizaciones no gubernamentales.

 

Si para el gigante rojo Sud´┐Żn es su segundo proveedor de hidrocarburos, Angola ser´┐Ż su primer proveedor de petr´┐Żleo. Un petr´┐Żleo que explota en una decena de gobiernos africanos. ´┐Żfrica representa un tercio del abastecimiento chino de energ´┐Żticos no renovables.

 

Pero el saqueo no termina aqu´┐Ż. La citada Zambia provee al continente rojo el cobre necesario para su expansi´┐Żn tecnol´┐Żgica, hierro de Sud´┐Żfrica (cuarto proveedor de China), cobalto del Congo (materia prima para telecomunicaciones) y de Sud´┐Żfrica (su quinto proveedor mundial de este producto), devora los bosques de Liberia y Camer´┐Żn y agota el manganeso de Ghana para su monumental industria de acero. Y no se dejan esperar las protestas, como la sudafricana que ve con preocupaci´┐Żn el desequilibrio comercial con China causado por el saqueo de materias primas y el retorno de bienes manufacturados chinos para consumo local. No es casualidad el panorama global de naciones que ven multiplicarse el d´┐Żficit comercial con sus poderosos ´┐Żsocios´┐Ż, reduci´┐Żndolos al estado de abastecedores de materia prima.

 

No en vano, en 2006 Pek´┐Żn cit´┐Ż a 48 estadistas africanos para comunicar sus designios sobre el continente. Acto seguido comenz´┐Ż el flujo de capitales para iniciar la explotaci´┐Żn del gran territorio negro y las carenciadas universidades locales comenzaron a ense´┐Żar mandar´┐Żn. Con una sincronizada agenda de relaciones p´┐Żblicas, el establishment occidental contempl´┐Ż complacido el trabajo de m´┐Żdicos chinos en zonas que no estaban asistidas por los reg´┐Żmenes locales. Lo cierto es que el continente sufre bajo la extendida explotaci´┐Żn de quienes consiguen la consideraci´┐Żn mundial a trav´┐Żs de unas cuantas fotograf´┐Żas.

 

´┐Żfrica, consciente de la suba de las materias primas, ve en el expolio una fuente inmediata de divisas para sus paup´┐Żrrimas arcas fiscales. China proclama ser responsable de al menos un quinto del crecimiento del continente (6% anual). La misma agenda de propaganda roja expone el crecimiento acelerado de las moribundas econom´┐Żas rojas como un gran ´┐Żxito del modelo colonialista. As´┐Ż se comprende c´┐Żmo el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) - el mayor del mundo por capitalizaci´┐Żn burs´┐Żtil - adquiri´┐Ż un 20% del sudafricano Standard Bank, el mayor grupo bancario por activos de ´┐Żfrica. El socio mayoritario del ICBC es el gobierno rojo.

 

Mercado abastecedor, el continente negro tambi´┐Żn se ha convertido en un enorme mercado consumidor de productos baratos. Hoy en d´┐Ża no es raro ver a la poblaci´┐Żn africana comunicarse a trav´┐Żs de tecnolog´┐Ża china, transportarse, alimentarse, vestirse o asearse con productos rotulados en chino. Productos que, en gran medida, estuvieron vedados por el cierre de las f´┐Żbricas locales y la explosi´┐Żn del desempleo, como son los casos de Ghana, Lesotho o Sud´┐Żfrica. No es un fen´┐Żmeno aislado o incomprensible, por tanto, la desaparici´┐Żn y secuestro de obreros chinos por parte de la poblaci´┐Żn negra, recelosa y hasta hostil con la invasi´┐Żn legal del r´┐Żgimen de Pek´┐Żn. Una invasi´┐Żn, reconozc´┐Żmoslo, con un fuerte acento y presencia militar. Un mercado de armas, de paso, en auge y con jugosos dividendos para el r´┐Żgimen rojo.

 

Una invasi´┐Żn, es forzoso reconocerlo, consentida y aprobada por la nomenklatura occidental que, en palabras del Council on Foreign Relations (CFR) s´┐Żlo ven buenas intenciones y anhelos humanitarios. ´┐ŻEn los intereses de China´┐Ż - explica la especialista del CFR Stephanie Klein-Ahlbrandt - ´┐Żno entra liderar una coalici´┐Żn de d´┐Żspotas y genocidas. Est´┐Ż llevando a cabo una marcada revaloraci´┐Żn de sus intereses pol´┐Żticos y econ´┐Żmicos, que cada vez se asemejan m´┐Żs a los de una gran potencia y menos a los de un pa´┐Żs en desarrollo luchando por proteger su soberan´┐Ża´┐Ż, agrega.
 

 

 

ALERTALIBROS

 Tomo n´┐Ż 12 de la obra "El Terror Rojo": Escalofriante experiencia en una de las m´┐Żs atroces dictaduras militares comunistas. Laos - la tierra del mill´┐Żn de elefantes ´┐Ż fue sometida por Pathet Lao, con la ayuda de la URSS y Vietnam, al terror salvaje y criminal. Barbarie, pobreza, represi´┐Żn y genocidio marcan hasta hoy al pa´┐Żs con menor libertad econ´┐Żmica del mundo...

Leer online Descargar

 

ALERTAIMAGEN

 Bielorrusia

Residentes de Minsk, "ajusticiados" con horca de parte de los comunistas por haber ayudado de alguna forma, aunque fuese insignificante, a los prisioneros de guerra. 1941.

 

  ALERTA 360 INTERNACIONAL

 

ALERTA 360 INTERNACIONAL´┐Ż

Buenos Aires - Santiago - Sao Paulo - Madrid - Nueva York

 

 

Necesidades urgentes

 

 

Publicaciones

 

El Terror Rojo. M´┐Żs 60 tomos,

miles de p´┐Żginas, fuentes y

gr´┐Żficos. An´┐Żlisis y cifras.

 

Cifras de V´┐Żctimas

 

´┐Żndice Mundial de Victimizaci´┐Żn.

Cuadros tem´┐Żticos

a nivel global o nacional.

 

Suscripci´┐Żn

 

Reciba c´┐Żmodamente en su correo libros y novedades.

Semanal | Gratis

 

     

 

Alerta 360 Internacional´┐Ż es una organizaci´┐Żn ciudadana de car´┐Żcter independiente

y sin ´┐Żnimo de lucro. Depende de la cooperaci´┐Żn del p´┐Żblico

para su subsistencia aut´┐Żnoma de grandes intereses.

Su objetivo es informar y promover debates positivos

en torno a los grandes focos de crisis.

 

´┐Ż 2009 by Alerta 360 Internacional´┐Ż. Todos los derechos reservados.