Inicio

Acerca de AI

Art´┐Żculos

Investigaciones

Multimedia

Donaciones

 

 

 

 

 

AI | Alerta 360 Internacional

LUCHANDO CONTRA LA DESINFORMACI´┐ŻN

 

 

 

 

 

 

 
 

 NUESTRAMISI´┐ŻN >

´┐Ż Luchar contra la total impunidad que otorga la desinformaci´┐Żn.

´┐Ż Promover debates positivos.

´┐Ż Alertar crisis.

ALERTAOBRAS >

 

 El Terror Rojo

La mayor investigaci´┐Żn sobre cr´┐Żmenes del comunismo en el mundo. Entrega fascicular.
 

´┐Żltimas publicaciones:

´┐Ż  Mozambique | (1975-1994)
´┐Ż  Corea del Norte | (1949-hoy)
´┐Ż
  Letonia | (1940-1991)
´┐Ż  Nicaragua | (1979-1990)

 

 ALERTAMUNDO >

 

´┐Ż Europa

´┐Ż Asia

´┐Ż ´┐Żfrica

´┐Ż Am´┐Żrica

 ALERTAINTERNACIONAL >

 

´┐Ż Investigaciones

´┐Ż Testimonios y relatos

´┐Ż Biograf´┐Żas

´┐Ż Art´┐Żculos

´┐Ż Citas

´┐Ż Glosario
´┐Ż Lecturas

´┐Ż Multimedia

  ALERTACONTACTO >

 

´┐Ż ´┐Żnase a AI360 hoy

 
´┐Ż Escr´┐Żbanos
 

´┐Ż Mapa del sitio

 

´┐Ż S´┐Żganos en:

 

Facebook

Twitter

 
ALERTAIDEA

DONACIONES

Su aporte en dinero, trabajo o contactos es FUNDAMENTAL para continuar luchando.

Toda cooperaci´┐Żn es ´┐Żtil.

   

Aporte ahora

   

 

myspace live counter
 

 

 
   
   
 

 

ART´┐ŻCULOS

 

 

GENERAL | por Alerta 360 Internacional

 

Culto a la personalidad
´┐Żltima modificaci´┐Żn: 11 de febrero de 2010 | Descargar en formato PDF

 

Entre los sistemas pol´┐Żticos en que m´┐Żs fuertemente encontramos el culto al l´┐Żder se hallan los encabezados por Joseph Stalin, Benito Mussolini, Adolf Hitler y Mao Tse-tung, entre los principales. El soci´┐Żlogo alem´┐Żn Max Weber subray´┐Ż tres tipos diferentes de autoridad: tradicional, racional-legal y carism´┐Żtica. Mientras la tipolog´┐Ża de Weber ofrece un punto de inicio ´┐Żtil para discutir los cultos a l´┐Żderes, es tambi´┐Żn en cierta forma enga´┐Żosa o incompleta[1].

 

Los reg´┐Żmenes nazi, comunista y fascista del siglo veinte buscaban legitimarse a trav´┐Żs de una combinaci´┐Żn de recursos de tradici´┐Żn, derecho legal y carisma. Lo que les hizo ´┐Żnicos fue la forma en que buscaron construir legitimidad, invirtiendo en ideas, eventos, instituciones, oficinas particulares y personalidades con carisma. Parte de esta estrategia evolucion´┐Ż en la promoci´┐Żn de cultos dirigidos a crear un lazo entre el l´┐Żder y el seguidor.

 

El r´┐Żgimen comunista bajo Stalin, por ejemplo, fue altamente autoritario y desarroll´┐Ż un culto extraordinario de veneraci´┐Żn alrededor de la figura del l´┐Żder[2]. En el Vig´┐Żsimo Congreso del Partido Comunista en febrero de 1956, el entonces Primer Secretario del Partido Comunista Nikita Khrushchev atac´┐Ż el ya finalizado sistema "desp´┐Żtico" de gobierno de Stalin, tras su muerte. En esa ocasi´┐Żn utiliz´┐Ż el t´┐Żrmino kult'lichnosti, traducido como "culto al individuo" o "culto a la personalidad", para explicar los cambios en el sistema de liderazgo sovi´┐Żtico despu´┐Żs de 1934: la consolidaci´┐Żn de la dictadura personal de Stalin, los consiguientes abusos criminales de poder, y la extraordinaria adulaci´┐Żn a Stalin, que lo convirtieron ante las masas en un ser omnisciente e infalible[3].

 

El t´┐Żrmino de Khrushchev, "culto del individuo", puso acento en la psicolog´┐Ża de Stalin como un factor explicativo de lo ocurrido, aunque Khrushchev tambi´┐Żn relat´┐Ż el surgimiento del gobierno desp´┐Żtico de Stalin respecto a los cambios espec´┐Żficos en la estructura de poder de la URSS a inicios de la d´┐Żcada de 1930. En sus memorias incluso reconoci´┐Ż que las decisiones pol´┐Żticas tras 1928, tales como la colectivizaci´┐Żn forzada, pueden haber contribuido a este desarrollo.

 

Un culto al l´┐Żder es un sistema establecido de veneraci´┐Żn de un l´┐Żder pol´┐Żtico al cual se espera que suscriban todos los miembros de la sociedad. Se trata de un sistema omnipresente y ubicuo y que se espera que persista indefinidamente. Es un mecanismo deliberadamente construido y controlado, que busca la integraci´┐Żn del sistema pol´┐Żtico alrededor de la persona del l´┐Żder.

 

El aumento de los cultos del l´┐Żder modernos est´┐Ż muy relacionado a las aspiraciones y m´┐Żtodos de los reg´┐Żmenes revolucionarios del siglo veinte. Gerhard Ritter mucho tiempo atr´┐Żs not´┐Ż el aspecto da´┐Żino de sus pol´┐Żticas: la dependencia de la violencia, la fuerza y la decepci´┐Żn[4]. Para los Bolcheviques, por ejemplo, con su noci´┐Żn de lucha de clases y guerra de clases, la pol´┐Żtica era similar a la guerra. Los grandes cultos al l´┐Żder de esta era han estado asociados con l´┐Żderes que eran representados casi como semidioses o superhombres. Y esta imagen conviv´┐Ża con la realidad de que los reg´┐Żmenes que presid´┐Żan presenciaron convulsiones dom´┐Żsticas sin presentes, cayendo en las mayores guerras del siglo veinte y grandes devastaciones internas.

 

Los l´┐Żderes y el aparato estatal que los rodeaban ten´┐Żan algunas estrategias b´┐Żsicas de legitimaci´┐Żn:

 

a) apego afectivo o simb´┐Żlico, basado en la identificaci´┐Żn popular con el r´┐Żgimen, su ideolog´┐Ża, instituciones, l´┐Żderes y eventos en su historia;

b) apoyo ideol´┐Żgico y program´┐Żtico, basado en la percepci´┐Żn del realismo y conveniencia de las metas ideol´┐Żgicas del r´┐Żgimen y la forma en que esas metas se modificaban en el tiempo de acuerdo a las circunstancias cambiantes, y

c) logro de rendimiento, basado en la percepci´┐Żn p´┐Żblica de la capacidad del estado de satisfacer las necesidades b´┐Żsicas de la sociedad y sus miembros individuales, tomando en cuenta las limitaciones dom´┐Żsticas e internacionales.

 

Los estados, con frecuencia acosados por dificultades econ´┐Żmicas y conflictos sociales, invariablemente responden buscando el fortalecimiento de la legitimaci´┐Żn simb´┐Żlica. Donde hay bajo consenso en las metas ideol´┐Żgicas y program´┐Żticas, el r´┐Żgimen busca reforzar el apego simb´┐Żlico; se apela a la lealtad de sus ciudadanos, lealtad al estado, al partido y al l´┐Żder. Es com´┐Żn particularmente en reg´┐Żmenes ideol´┐Żgicos y movilizadores. Esta situaci´┐Żn tambi´┐Żn es com´┐Żn en situaci´┐Żn de guerra. Las fuertes privaciones pueden dar mucha fuerza al apego simb´┐Żlico, donde el sacrificio compartido es visto como ofrecimiento a un bien futuro.

 

Estas bases de legitimaci´┐Żn son fr´┐Żgiles por s´┐Ż mismas, y dependen del poder estatal para asegurar alguna medida de aceptaci´┐Żn. En el caso sovi´┐Żtico esos factores estaban relacionados a la emergencia de la propaganda estatal[5]. Hasta qu´┐Ż punto los reg´┐Żmenes pueden forzar el asentimiento popular, y cu´┐Żnto sobreviven mediante el miedo, la deferencia, apat´┐Ża o resignaci´┐Żn, es variable y complejo. Lo cierto es que mientras funciona, la obediencia es asegurada por el temor y las percepciones de fuerza y durabilidad del r´┐Żgimen.

 

Como si de un culto religioso se tratase, las figuras l´┐Żderes del siglo veinte ten´┐Żan atribuidos poderes cuasi milagrosos. El l´┐Żder mismo era un don de la providencia, con poderes aparentemente maravillosos, como salvador de su naci´┐Żn con el poder de "sanar" la tierra. No ofrec´┐Ża salvaci´┐Żn en la otra vida, pero a cambio se consideraba que estaba ocupado con la vida de los mortales aqu´┐Ż y ahora en la tierra.

 

Como la monarqu´┐Ża, el culto al l´┐Żder del siglo veinte buscaba reforzar el carisma del cargo y de su ocupante, y ganar autoridad a trav´┐Żs de la asociaci´┐Żn con otras figuras poderosas y respetadas, incluyendo dignatarios extranjeros. Todos los cultos al l´┐Żder hacen una presunci´┐Żn, que nunca necesita justificarse, para ordenar el apoyo y afecto de sus s´┐Żbditos. Como los reg´┐Żmenes mon´┐Żrquicos, el culto al l´┐Żder demanda un protocolo cuidadosamente desarrollado para preservar la m´┐Żstica de la figura venerada. Tambi´┐Żn como los monarcas, los l´┐Żderes dispensan honores y premios estatales por servicios prestados, vinculando al s´┐Żbdito con el l´┐Żder y el estado.

 

Podemos datar el surgimiento de los sistemas dictatoriales modernos y sus cultos al l´┐Żder en la Revoluci´┐Żn Francesa y el per´┐Żodo napole´┐Żnico. En la Revoluci´┐Żn Francesa se promovi´┐Ż la noci´┐Żn pseudo-religiosa de virtudes c´┐Żvicas, raz´┐Żn, patriotismo y soluciones revolucionarias. Tales ´┐Żreligiones c´┐Żvicas´┐Ż no pueden tolerar la coexistencia de otras religiones o movimientos en competencia y oposici´┐Żn. No comparten el poder con nadie ni admiten r´┐Żplicas.

 

El r´┐Żgimen comunista sovi´┐Żtico despleg´┐Ż una fuerte proclividad hacia las pr´┐Żcticas del culto, en las cuales el papel del l´┐Żder asum´┐Ża una posici´┐Żn central. A la muerte de Lenin en 1924, se cre´┐Ż un comit´┐Ż para supervisar la "inmortalizaci´┐Żn" de su memoria. Se estableci´┐Ż un instituto para estudiar su cerebro, se erigi´┐Ż un mausoleo para albergar sus restos y sus reliquias fueron preservadas en museos que parec´┐Żan iglesias en cierta forma. El slogan sovi´┐Żtico "Lenin vivi´┐Ż, Lenin vive, Lenin vivir´┐Ż" encarnaba esta aspiraci´┐Żn hacia la inmortalizaci´┐Żn de la memoria del l´┐Żder muerto. Su viuda, Nadezhda Krupskaya, y otras grandes figuras pol´┐Żticas se opusieron a la transformaci´┐Żn de Lenin en un ´┐Żcono, pero sus objeciones fueron descartadas.

 

El mausoleo de Lenin combinaba elementos de la pr´┐Żctica rusa de veneraci´┐Żn de zares y santos. Fue dise´┐Żado como un imponente santuario inspirador y lugar de peregrinaje, situado en medio de la capital del pa´┐Żs. El cad´┐Żver embalsamado simbolizaba la no-putrefacci´┐Żn del cuerpo, el signo de santidad. Se convert´┐Ża as´┐Ż en sujeto de veneraci´┐Żn. El mausoleo de Lenin invoca tambi´┐Żn la imagen de las pir´┐Żmides egipcias, y al igual que ´┐Żstas pretend´┐Ża sobrevivir a los siglos[6]. Esta es una de las manifestaciones m´┐Żs extraordinarias de los cultos al l´┐Żder del siglo veinte. En Alemania nazi, Hitler y su arquitecto, Hermann Giesler, tambi´┐Żn ten´┐Żan sus planes para un mausoleo en Linz.

 

El erudito italiano Zincone compar´┐Ż los reg´┐Żmenes totalitarios con las "religiones seculares" y sus partidos, dijo, eran similares a "sectas militantes, confesionales"[7]. Ten´┐Żan sus propios santuarios, festivales y peregrinajes. Ten´┐Żan sus propios profetas, ap´┐Żstoles, sacerdotes y disc´┐Żpulos. Ten´┐Żan sus propias escrituras sagradas. Pose´┐Żan su pante´┐Żn de h´┐Żroes revolucionarios. Sus grandes festivales y desfiles reemplazaron los servicios y procesiones religiosos. El sistema de adoctrinamiento estaba basado en catecismos y homil´┐Żas. Las esquinas rojas o de Lenin reemplazaban el lugar del ´┐Żcono en la casa familiar.

 

La manifestaci´┐Żn de esos cultos aparece casi trans-nacional y trans-hist´┐Żrica, con la veneraci´┐Żn del l´┐Żder como un ser omnisciente, todopoderoso, como un genio benigno y universal. El culto se esfuerza por conferir cierto significado trascendente en el momento presente de la historia, al cual el pasado y el futuro deben dirigirse. Los cultos al l´┐Żder intentan crear un punto de referencia de todo el sistema de creencia, centrado en un hombre que viene a ser la encarnaci´┐Żn pura de la doctrina. El sistema de esta creencia aspira a la universalidad; y las excepciones a esa regla son inherentemente subversivas a la autoridad del culto, por lo que deben ser eliminadas.

 

Los cultos al l´┐Żder son vistos como inherentes en reg´┐Żmenes que aspiran hacia el control "totalitario". Esta clase de reg´┐Żmenes del siglo veinte, con sus poderosos cultos a la personalidad del l´┐Żder, sus organizaciones y doctrinas elitistas, ten´┐Żan como objetivo declarado la integraci´┐Żn de las masas en el proceso pol´┐Żtico como una comunidad de creyentes.

 

Es importante, antes de continuar, hacer una distinci´┐Żn entre el culto al l´┐Żder y la glorificaci´┐Żn de l´┐Żderes pol´┐Żticos en sistemas pol´┐Żticos m´┐Żs abiertos. En donde la "esfera p´┐Żblica" existe y conserva su autonom´┐Ża, la funci´┐Żn de estructuras es abierta y competitiva, el crecimiento de tales cultos es limitado. S´┐Żlo en el cierre de la esfera p´┐Żblica se puede incubar el culto al l´┐Żder desarroll´┐Żndolo por completo[8]. Los cultos al l´┐Żder florecen en sistemas pol´┐Żticos cerrados (tanto dom´┐Żsticamente como en sus relaciones con el mundo exterior), en reg´┐Żmenes que fomentan una mentalidad de asedio. Albania, Corea del Norte, Guinea Ecuatorial, China, la URSS, Cuba y el T´┐Żbet son buenos ejemplos, donde no exist´┐Ża la posibilidad de salir del pa´┐Żs o siquiera recibir noticias del extranjero, que cerr´┐Ż sus fronteras f´┐Żsicas e informativas, impidiendo la libertad de movimiento y pensamiento independiente de sus habitantes.  

 

En comparaci´┐Żn con la visi´┐Żn instrumental de la pol´┐Żtica en los reg´┐Żmenes democr´┐Żticos m´┐Żs estables, en los reg´┐Żmenes revolucionarios la pol´┐Żtica es proyectada como materia de vocaci´┐Żn, un llamado de vida, y una causa para luchar y por la cual morir. En esas sociedades la pol´┐Żtica permanece como materia de profunda creencia y convicci´┐Żn, no exenta de sus propios dogmas inviolables.

 

El culto s´┐Żlo puede desarrollarse verdaderamente donde hay funcionarios a cargo de controlar su intermediaci´┐Żn con las masas: editores, periodistas, radiodifusores, censores, educadores y formadores de opini´┐Żn. El culto alrededor de Stalin, por ejemplo, fue promovido conscientemente para fomentar amor y devoci´┐Żn tanto al l´┐Żder como a la patria[9]. Para eso, el mismo lenguaje jugaba un papel fundamental, no s´┐Żlo como instrumento de comunicaci´┐Żn sino tambi´┐Żn como c´┐Żdigo, como medio para definir temas y clasificar grupos e individuos.

 

El culto p´┐Żstumo de Lenin fue usado para legitimar a su sucesor. El culto a Stalin fue construido en principio en la base de su cercana asociaci´┐Żn con Lenin[10]. Para 1925 la gran ciudad de Tsaritsyn fue renombrada como Stalingrado, en honor a las haza´┐Żas de Stalin en la guerra civil. Los diputados de Stalin trabajaron activamente para promover su culto como un s´┐Żmbolo de la unidad sovi´┐Żtica[11]. El culto a Stalin se convirti´┐Ż en base central para la legitimaci´┐Żn del r´┐Żgimen sovi´┐Żtico. Estaba basado en la noci´┐Żn del Marxismo-Leninismo y la ´┐Żencarnaci´┐Żn de la verdad´┐Ż, con el l´┐Żder como alguien pose´┐Żdo por poderes casi sobrehumanos - intuici´┐Żn extraordinaria, previsi´┐Żn, excepcionales poderes para formular soluciones a los problemas y una habilidad poco com´┐Żn para inspirar y movilizar a quienes le rodeaban para alcanzar sus fines.

 

La propaganda y todo el sistema de presi´┐Żn sobre la gente para llevarla a pensar, obedecer y sentir a medida del r´┐Żgimen hac´┐Żan o´┐Żdos sordos al hecho real de que la era estalinista fue un per´┐Żodo de prolongada adversidad econ´┐Żmica, de temor constante a la fuerte represi´┐Żn y del impedimento de ejercer las m´┐Żnimas libertades humanas para la gran mayor parte del pueblo sovi´┐Żtico.

 

Stalin contaba entre sus atribuciones ´┐Żdivinas´┐Ż incluso con el poder sobre la vida y la muerte de sus propios colegas. Krushchev lo caracteriz´┐Ż en los ´┐Żltimos 15 a´┐Żos de su vida como un "d´┐Żspota". Pero el gobierno de Stalin era un "despotismo ideocr´┐Żtico"[12]. El l´┐Żder desarroll´┐Ż a su alrededor su propia corte. Este culto tambi´┐Żn gener´┐Ż cultos menores alrededor de virtualmente todos los miembros del Politbur´┐Ż. Este patr´┐Żn luego se extend´┐Ża a los jefes del partido en las ciudades principales y en las rep´┐Żblicas. Incluso los directores de empresas mayores ten´┐Żan sus propios cultos, y sus retratos eran llevados triunfalmente por los obreros en fiestas p´┐Żblicas.

 

Los cultos a los l´┐Żderes subordinados a aquellos en el c´┐Żrculo interno de gobierno fueron similares. Pueblos, f´┐Żbricas, granjas colectivas, escuelas, calles y otros lugares fueron nombrados en su honor. Sus escritos y discursos eran publicados. Sus biograf´┐Żas constitu´┐Żan un g´┐Żnero literario diferente, con una idealizaci´┐Żn de sus vidas revolucionarias de servicio y la celebraci´┐Żn de sus cualidades como dotados administradores, ejecutivos y solucionadores de problemas. Sus cumplea´┐Żos eran celebrados y a sus muertes sus viviendas pod´┐Żan ser convertidas en museos.

 

En la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica de Lenin y Stalin se intentaba crear una imagen heroica de la pol´┐Żtica comunista, y as´┐Ż los h´┐Żroes del partido-estado eran manufacturados a escala masiva. Hab´┐Ża h´┐Żroes del movimiento revolucionario de la Guerra Civil, los "veinticinco mil" que fueron enviados a asistir en la colectivizaci´┐Żn de la agricultura, h´┐Żroes komsomols y pioneros, madres hero´┐Żnas, h´┐Żroes obreros, los chekistas y soldados del Ej´┐Żrcito Rojo que eran guardianes de las revoluciones y otros h´┐Żroes de la Gran Guerra Patri´┐Żtica.

 

El culto pretend´┐Ża ser el cemento que cubriera las acalladas divisiones, para reforzar el sentido de prop´┐Żsito y unidad. Una unidad que se relacionaba con la "verdad" de la doctrina Marxista-Leninista y la adhesi´┐Żn a esta "verdad" era central al sentido del partido. El poder para interpretar la ideolog´┐Ża era un poder absoluto que defin´┐Ża los par´┐Żmetros de debate pol´┐Żtico. Por otra parte la veneraci´┐Żn del l´┐Żder, el int´┐Żrprete de la doctrina, sin duda ten´┐Ża tambi´┐Żn su ant´┐Żtesis. Los opositores acusados de Trotskismo, Zinovievismo y Bukharinismo, entre otros, fueron anatematizados como ap´┐Żstatas, her´┐Żticos y cism´┐Żticos.

 

El culto al l´┐Żder era un aspecto del culto general y pr´┐Żctica que infund´┐Żan vida al Partido Comunista. Estaba el culto a los padres fundadores (Marx, Engels y Lenin), el culto de la Revoluci´┐Żn, el culto del proletariado y el culto del partido, el culto al estado mismo - la URSS - cada uno de los cuales fomentaba sus propios mitos.

 

El culto al partido era especialmente poderoso, requiriendo total obediencia y obligando a sus miembros a reconstruirse y reeducarse a s´┐Ż mismos para hacerse miembros dignos[13]. No s´┐Żlo el partido sino tambi´┐Żn otras instituciones clave, como el Ej´┐Żrcito Rojo, la Cheka, el Komsomol y los Pioneros. Cada uno era foco de lealtades de circunscripciones particulares.

 

Los rituales sociales y celebraciones masivas de la Revoluci´┐Żn estaban en la vida cotidiana de todo ciudadano sovi´┐Żtico; el calendario estaba organizado alrededor de la conmemoraci´┐Żn de fechas de gran significado revolucionario. Se convirti´┐Ż en un aspecto importante de la cultura pol´┐Żtica de la vida cotidiana, fusionando actitudes tradicionales a la autoridad al nuevo simbolismo del poder[14]. El culto al l´┐Żder era parte de la estrategia con que los reg´┐Żmenes comunistas inventaron sus propias tradiciones[15].

 

El culto era proyectado a trav´┐Żs de la radio, pel´┐Żculas, m´┐Żsica, la prensa y posters. La proyecci´┐Żn del culto fue parte de una amplia administraci´┐Żn de propaganda y producci´┐Żn cultural. Era modulada para distintas audiencias, tomando en cuenta las edades y las diferencias regionales, nacionales y ´┐Żtnicas.

 

Esta compulsi´┐Żn forzada al culto que hemos ejemplificado principalmente con el r´┐Żgimen comunista tambi´┐Żn sucedi´┐Ż - como ya hemos dicho - en otros sistemas totalitarios, que en algunos casos ten´┐Żan culto a la personalidad y en otros difer´┐Żan en forma aunque no en fondo. En la Revoluci´┐Żn Francesa era el culto a la revoluci´┐Żn, la naci´┐Żn y el ciudadano. Con el r´┐Żgimen Nazi, en cambio, era el culto de la raza, el Volk y el Reich. El l´┐Żder, en ese caso y al igual que para fascistas y comunistas, ten´┐Ża que simbolizar algo mayor que s´┐Ż mismo. El precio a pagar era - y es a´┐Żn hoy - la propia voluntad, obediencia y vida.

 

Notas:

[1] "Ensayos en sociolog´┐Ża". Max Weber. H. H. Gerth y C. Wright Mills, eds. Londres. 1991.

[2] "Carisma, dictadura y democracia plebiscitaria". Luciano Cavalli. Florencia. 1984.

[3] "El discurso secreto". N. S. Krhushchev. Presentado por Zhores A. Medvedev y Roy A. Medvedev. Nottingham. 1976.

[4] "La influencia corruptora del poder". Gerhard Ritter. Trad. F. W. Pick. Londres. 1952.

[5] "El nacimiento de la propaganda de estado: m´┐Żtodos sovi´┐Żticos de movilizaci´┐Żn masiva 1917-1929". Peter Kenez. Cambridge. 1985.

[6] "Creaci´┐Żn de un ´┐Żdolo: los usos de Lenin". Olga Velikanova. Gottingen. 1996. / "´┐ŻLenin vive! El culto a Lenin en Rusia Sovi´┐Żtica". N. Tumarkin. Cabridge, Mas. 1997.

[7] "El estado totalitario". Vittorio Zincone. Roma. 1999.

[8] "Lenin y el fin de la pol´┐Żtica". A. J. Polan. Londres. 1984. / Ver "Dejad que juzgue la historia". Roy Medvedev. Oxford. 1989. Cap. 11: "Las condiciones que facilitaron la usurpaci´┐Żn del poder a Stalin".

[9] "Opini´┐Żn popular en la Rusia de Stalin". Sarah Davies. Cambridge. 1997. p´┐Żg. 150.

[10] "El culto al l´┐Żder sovi´┐Żtico: reflexiones sobre la estructura de liderazgo en la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica". Graeme Gill. The British Journal of Political Science. 10:2. Abril de 1980.

[11] "Dnevnik ´┐ŻVelikogo Pereloma´┐Ż 1928-1931". I. I. Shitts. Par´┐Żs. 1991.

[12] Frase de "El partido sovi´┐Żtico del estado: pol´┐Żticas de despotismo ideocr´┐Żtico". Carl A. Linden. Nueva York. 1983.

[13] Esta actitud y creencia qued´┐Ż bien resumida por Trotsky en su famosa frase "S´┐Ż que no puedo tener raz´┐Żn contra el partido", en el Decimotercer Congreso del Partido. O en la famosa declaraci´┐Żn de Pyatakov de su necesidad de someterse a la voluntad del partido.

[14] "Cultura pol´┐Żtica y pol´┐Żticas sovi´┐Żticas". Stephen White. Basingstoke. 1979. / "Actitudes sovi´┐Żticas hacia la autoridad: un acercamiento interdisciplinario al car´┐Żcter sovi´┐Żtico". Margaret Mead. Londres. 1955.

[15] "La invenci´┐Żn de la tradici´┐Żn". Eric Hobsbawm y Terence Ranger (eds.). Cambridge. 1983.
 

 

 

ALERTALIBROS

 Tomo n´┐Ż 12 de la obra "El Terror Rojo": Escalofriante experiencia en una de las m´┐Żs atroces dictaduras militares comunistas. Laos - la tierra del mill´┐Żn de elefantes ´┐Ż fue sometida por Pathet Lao, con la ayuda de la URSS y Vietnam, al terror salvaje y criminal. Barbarie, pobreza, represi´┐Żn y genocidio marcan hasta hoy al pa´┐Żs con menor libertad econ´┐Żmica del mundo...

Leer online Descargar

 

ALERTAIMAGEN

 Bielorrusia

Residentes de Minsk, "ajusticiados" con horca de parte de los comunistas por haber ayudado de alguna forma, aunque fuese insignificante, a los prisioneros de guerra. 1941.

 

  ALERTA 360 INTERNACIONAL

 

ALERTA 360 INTERNACIONAL´┐Ż

Buenos Aires - Santiago - Sao Paulo - Madrid - Nueva York

 

 

Necesidades urgentes

 

 

Publicaciones

 

El Terror Rojo. M´┐Żs 60 tomos,

miles de p´┐Żginas, fuentes y

gr´┐Żficos. An´┐Żlisis y cifras.

 

Cifras de V´┐Żctimas

 

´┐Żndice Mundial de Victimizaci´┐Żn.

Cuadros tem´┐Żticos

a nivel global o nacional.

 

Suscripci´┐Żn

 

Reciba c´┐Żmodamente en su correo libros y novedades.

Semanal | Gratis

 

     

 

Alerta 360 Internacional´┐Ż es una organizaci´┐Żn ciudadana de car´┐Żcter independiente

y sin ´┐Żnimo de lucro. Depende de la cooperaci´┐Żn del p´┐Żblico

para su subsistencia aut´┐Żnoma de grandes intereses.

Su objetivo es informar y promover debates positivos

en torno a los grandes focos de crisis.

 

´┐Ż 2009 by Alerta 360 Internacional´┐Ż. Todos los derechos reservados.