Inicio

Acerca de AI

Art�culos

Investigaciones

Multimedia

Donaciones

 

 

 

 

 

AI | Alerta 360 Internacional

LUCHANDO CONTRA LA DESINFORMACI�N

 

 

 

 

 

 

 
 

 NUESTRAMISI�N >

Luchar contra la total impunidad que otorga la desinformaci�n.

Promover debates positivos.

Alertar crisis.

ALERTAOBRAS >

 

 El Terror Rojo

La mayor investigaci�n sobre cr�menes del comunismo en el mundo. Entrega fascicular.
 

�ltimas publicaciones:

  Corea del Norte | (1949-hoy)
  Letonia | (1940-1991)
  Nicaragua | (1979-1990)
  Le�n Trotsky | (1879-1940)

 

 ALERTAMUNDO >

 

Europa

Asia

�frica

Am�rica

 ALERTAINTERNACIONAL >

 

Investigaciones

Testimonios y relatos

Biograf�as

Art�culos

Citas

Glosario
Lecturas

Multimedia

  ALERTACONTACTO >

 

�nase a AI360 hoy

 
Escr�banos
 

Mapa del sitio

 

S�ganos en:

 

Facebook

Twitter

 
ALERTAIDEA

DONACIONES

Su aporte en dinero, trabajo o contactos es FUNDAMENTAL para continuar luchando.

Toda cooperaci�n es �til.

   

Aporte ahora

   

 

myspace live counter
 

 

 
   
   
 

 

ART�CULOS

 

 

GENERAL | por Alerta 360 Internacional

 

El arte del enga�o
�ltima modificaci�n: 23 de marzo de 2011 | Descargar en formato PDF

 

Se supone que las fotograf�as muestran exactamente c�mo se ve�a un grupo de hechos en un momento particular. En las fotos hist�ricas, el "registro" al que sirve la fotograf�a es percibido no s�lo como factual sino que tendemos a "creer" a esas im�genes m�s que a otras porque pueden ser comparadas a la historia escrita y por tanto son "probables". Es una relaci�n rec�proca, las palabras prueban a la fotograf�a y la fotograf�a prueba a las palabras. Es una conclusi�n defectuosa, en realidad, pero a�n as� perfectamente comprensible.

 

"La c�mara no miente", es una frase que se escuchaba anta�o. Sin embargo, hoy sabemos muy bien, con el advenimiento del software masivo de retoque, que esto no es as�. Aunque tendemos a confiar m�s en el material antiguo, que por lo general creemos exento de este tipo de manipulaciones por falta de conocimiento o tecnolog�a para lograrlo. O tal vez porque, de alguna manera, nos parece que el hombre de antes no ten�a la "perspicacia", de alguna forma, como para hacer las cosas que se hacen hoy. Craso error. La �nica diferencia entre ayer y hoy, es que se ha popularizado y simplificado una t�cnica casi tan antigua como la misma capacidad de tomar fotograf�as.

 

Por lo dem�s, tendemos a pensar de las impresiones fotogr�ficas o im�genes en libros como est�ticas y relativamente invariables. La imagen en papel puede ser retocada para eliminar el pixelado o las part�culas de "polvo" que aparecen en el proceso de una gran ampliaci�n, o para quitar las arrugas alrededor de la boca de una supermodelo, pero generalmente una vez que se publica la imagen final, se vuelve parte del registro p�blico y los cambios o alteraciones posteriores son m�nimos, aplic�ndose m�s que nada en la forma de recorte. Eso es as� en la actualidad, porque vivimos en un mundo en que la comparaci�n es accesible, y por tanto se puede descubrir el enga�o con relativa facilidad. Esas no eran las condiciones en que se desarrollaban estas pr�cticas en un territorio donde la duda, la cr�tica, la revisi�n o la denuncia s�lo estaban disponibles para ciertos l�deres.

 

Lo cierto es que a lo largo de la historia la gente ha conocido el poder de la persuasi�n que tiene la fotograf�a sobre las masas y muchos han explotado esos efectos. Ya nos queda claro, entonces, que las fotos pueden mentir. Y de hecho lo hicieron con frecuencia en la Uni�n Sovi�tica, en particular desde 1929 hasta 1953, los a�os del gobierno dictatorial de Joseph Stalin, quien quiso esculpir su figura para culto de la personalidad de muchas formas, y entre ellas a trav�s de la fotograf�a.

 

Lo seguro es que �l fue el primero en usar la fotograf�a para revigorizar constantemente su imagen, mientras al mismo tiempo la usaba para encubrir la realidad de que era uno de los mayores asesinos de masas, como veremos aqu� en unos cuantos ejemplos, p�lidos al lado de las incontables v�ctimas del comunismo sovi�tico.

 

Este art�culo examina algunos ejemplos de la manipulaci�n de Stalin de las im�genes no s�lo para obtener poder, sino para intentar mantenerlo. No olvidemos que durante gran parte del siglo XX el gobierno sovi�tico ostent� poder total sobre su poblaci�n, y pod�a seleccionar a los artistas del retoque con las mejores capacidades.

 

De esta forma, los agentes de Stalin arrestaban y mataban rutinariamente a los "enemigos del pueblo", es decir, cualquiera que estuviera en desacuerdo con sus pol�ticas, y los retocadores del Partido Comunista luego trataban de eliminar cualquier traza de esa gente de sus archivos fotogr�ficos, y tambi�n de los medios.

 

Puede ser que la vanidad de Stalin le llevara a criticar y alterar las im�genes antes que el resto. Cuando fue nombrado Secretario General del Comit� Central del Partido Comunista por Lenin y su imagen fue dibujada primero por Nikolai Andreyev el 1 de abril de 1922, su reacci�n a la representaci�n de su oreja le hizo tachar la imagen, diciendo: "Esta oreja dice que el artista no est� bien educado en anatom�a". M�s tarde agregar�a: "La oreja grita y grita contra la anatom�a". Cientos de im�genes de la cara picada de viruela de Stalin han de haber sido suficientes para mantener a los retocadores ocupados, sin contar con todas aquellas que conten�an los fantasmas de las v�ctimas de la Gran Purga.

 

Como describe David King, autor del libro "El comisario se desvanece: falsificaci�n de fotograf�as y arte en la Rusia de Stalin"[1]: "Al mismo tiempo, entr� en su apogeo una industria paralela, glorificando a Stalin como un 'gran l�der y maestro del pueblo sovi�tico' a trav�s de pinturas socialistas realistas, esculturas monumentales, y fotograf�as falsificadas represent�ndolo a �l como el �nico amigo verdadero, camarada, y sucesor de Lenin, el l�der de la Revoluci�n Bolchevique y fundador de la URSS. Todo el pa�s estaba sometido a esta farsa del culto a Stalin".

 

Y a�ade: "Los ciudadanos sovi�ticos, temerosos de las consecuencias de ser atrapados en posesi�n de material considerado 'anti-sovi�tico' o 'contrarrevolucionario', fueron forzados a desfigurar sus propias copias de libros de texto y fotograf�as, con frecuencia atac�ndolas salvajemente con tijeras o cubri�ndolas con tinta india. Casi no quedan publicaciones del per�odo estalinista que no carguen las cicatrices de este vandalismo pol�tico...".

 

Como queda claro entonces, el retoque fotogr�fico no se aplicaba s�lo al ego del dictador, sino a la eliminaci�n de todo vestigio hist�rico de los que - hubiesen sido amigos antes o no - llegaron a ser considerados "enemigos del pueblo" y ejecutados.

 

Est� claro que los cad�veres eran un producto com�n en el sistema estalinista. Las mentes no iban mejor. Ten�an que soportar un bombardeo constante de mentiras. Puede decirse que una de las principales caracter�sticas negativas de la Uni�n Sovi�tica - con muchas para elegir - fue la falsificaci�n. Se las encuentra desde el mismo comienzo. Pero en la d�cada de 1930, tras el fracaso desastroso de la colectivizaci�n, se alcanz� el mayor nivel de da�o.

 

Exist�an dos Uniones Sovi�ticas: la oficial, de un pa�s feliz y floreciente (acosado, sin embargo, por traidores) y la realidad de la pobreza, miseria, el terror y la poblaci�n aplastada.

 

Para mantener la imagen oficial se eliminaron dos tipos de personas del registro visual sovi�tico. El primer grupo ten�a a gente como Kamenev y Trotsky, cuyo pasado revolucionario fue destruido (y, por supuesto, les asesinaron), pero continuaron en la historia sovi�tica en nuevos papeles, como agentes terroristas o subversivos. Se les quit� de la "magn�fica" historia revolucionaria, y s�lo se permiti� su representaci�n en comics que se re�an de ellos.

 

La segunda categor�a inclu�a a aquellos que simplemente desaparecieron en las purgas, y no se volvi� a o�r sus nombres por d�cadas: Kossior, Rudzutak, Eikhe, Chubar, Postyshev, Yezhov, por ejemplo, todos miembros o candidatos del Politbur� de Stalin.

 

La rehabilitaci�n de algunas de las v�ctimas de ese per�odo (otras tendr�an que esperar muchos a�os m�s) comenz� a fines de la d�cada de 1950 bajo Khruschev. Pero incluso entonces, algunos de los eliminados de las fotograf�as siguieron teniendo fechas de muerte falsas, porque los registros secretos del NKVD tambi�n hab�an falsificado esa informaci�n para transferirlos a un per�odo m�s tard�o.

 

La era estalinista fue, como ya hemos dicho, la m�s escandalosa en materia de falsificaciones, pero aunque los l�deres del per�odo posterior prepararon una instrucci�n secreta para ilegalizar esta pr�ctica, aparentemente no dur� mucho (si es que se aplic�), porque han aparecido numerosos ejemplos de falsificaci�n hasta el colapso de la Uni�n Sovi�tica.

 

El �rea m�s falsificada de todas fue la historia, especialmente la historia de la revoluci�n misma. Para los investigadores de la falsificaci�n, es impactante la forma en que las im�genes sovi�ticas eran masivamente modificadas.

 

Estas fotograf�as fabricadas eran obligatorias en todos los medios sovi�ticos y la negaci�n por parte de los ciudadanos de tachar lo "inconveniente" o llevar lo que dictaba el gobierno en ese momento pod�a costarles su libertad o incluso hasta la vida. Por lo dem�s, las im�genes retocadas tambi�n eran �tiles para enviarlas al mundo exterior, lo m�s lejos posible, especialmente al estrato de la intelectualidad occidental, muchos de los cuales fueron tomados por representantes sovi�ticos en Occidente y negaron la misma existencia de la hambruna de 1933, por dar un escandaloso ejemplo[2].

 

Lo que deja muy claro esta pr�ctica es que los propagandistas usan cada oportunidad para transmitir su mensaje, aunque no corresponda con la realidad de lo ocurrido al momento de tomar la fotograf�a. El Pravda comenz� como un diario clandestino revolucionario Bolchevique. Tras la revoluci�n, se convirti� en el peri�dico oficial (con Izvestia) para el Partido Comunista. Su nombre quiere decir "verdad". Pero, �dec�an la verdad? La propaganda puede ser peor incluso que la censura. Los censores evitan contar hechos al p�blico; los propagandistas tuercen los hechos y los vuelven mentiras. Bajo una prensa controlada por el omnipotente sistema estatal, el gobierno pod�a ordenar que los editores del diario imprimieran historias que ellos sab�an que no eran ciertas. Muy pronto en la historia de la revoluci�n los l�deres sovi�ticos comprendieron que pod�an forzar a los diarios a imprimir conceptos simples, esl�ganes, ideas del Bolchevismo, e im�genes manipuladas.

 

Este art�culo explora esa historia tergiversada. La "verdad" comunista que circulaba en la d�cada de 1930, no s�lo en la Uni�n Sovi�tica sino en el mundo, a trav�s de libros e im�genes aprobados. Con aer�grafo o tinta, los censores fotogr�ficos trabajaban silenciosamente. Pero a pesar del poder dictatorial, finalmente fallaron. Estas im�genes - aunque muy pocas en comparaci�n a todas las que se produjeron - exponen d�cadas de mentiras fotogr�ficas. Abrimos aqu� un paseo virtual a trav�s de una sociedad en que la verdad no era viable, sino s�lo aquello que reforzase y fuese en consonancia con su devastadora ideolog�a.

 

1. Discurso a la multitud

 

Lenin (encima de la forma piramidal) haciendo un discurso en la Plaza Dvortsoyava, Petrogrado, 19 de julio de 1920.

 

 

Cuando se public� en la edici�n del 17 de febrero de 1924 de la revista Krasnaya Niva (Plaza Roja), se hab�a agregado una multitud mucho mayor.

 

 

 

La multitud se tom� de esta otra imagen, sacada en otra ocasi�n.

 

 

 

2. Domingo Sangriento

 

 

El 22 de enero de 1905 (9 de enero del antiguo calendario) los obreros de San Petersburgo, instigados por los comunistas en su primer intento de revoluci�n en Rusia, se dirigieron al ataque del Palacio de Invierno. Los soldados zaristas los detuvieron en la Puerta Narva y abrieron fuego. Luego los comunistas aprovechar�an este suceso para decir que se trataba de la brutalidad del sistema imperial, y el d�a pas� a ser conocido como Domingo Sangriento.

 

En 1925, el director Vyacheslav Viskovsky hizo una pel�cula de propaganda sobre el Domingo Sangriento titulada Devyatoe Yanvarya (9 de enero). El film inclu�a la recreaci�n de la situaci�n mencionada, obviamente con la perspectiva comunista que ya gobernaba a la Uni�n Sovi�tica.

 

La imagen era sin duda m�s dram�tica que ninguna de las verdaderas que exist�an respecto al Domingo Sangriento, y pronto fue atribuida a la agencia sovi�tica de Noticias Tass, que dijo en ese momento que era una fotograf�a real del evento de 1905. M�s tarde apareci� en numerosos libros de texto sovi�ticos, representada nuevamente como una fotograf�a de lo ocurrido, y no como lo que realmente era: una recreaci�n dentro de una pel�cula tendenciosa de propaganda comunista[3].

 

3. Un uzbeko menos

 

El premier sovi�tico Vyacheslav Molotov (sentado, centro), rodeado por l�deres del partido uzbeko. A su izquierda y derecha se encuentran Akhun Babayev y Abel Yenukidze; de pie, izquierda a derecha, est�n Ortaqlar Blan Birlikda, Zalaridan Avezov y Tursun Kozhayev.

 

 

En las purgas de 1936-38, una de las escuadras de fusilamiento de Nikolai Yezhov elimin� a Yenukidze. Los retocadores lo eliminaron de la foto (abajo, derecha), requiriendo la recreaci�n del traje de Kodzhayev.

 

 

4. Comisario eliminado

 

 

Durante la d�cada de 1930 Nikolai Yezhov era uno de los oficiales de Stalin m�s poderosos. En 1936 fue nombrado Comisario Popular para Asuntos Internos, y en esa posici�n lider� purgas brutales, volvi�ndose muy temido. Yezhov puede verse en la fotograf�a (sin fecha, pero probablemente de mediados de la d�cada de 1930), paseando junto al Canal Mosc�-Volga con Stalin, el Comisario de Defensa Kliment Voroshilov y el Premier Vyacheslav Molotov. Yezhov est� a la derecha de Stalin.

 

 

A fines de la d�cada, sin embargo, Yezhov perdi� el favor de Stalin. Fue arrestado en 1939 y ejecutado en febrero de 1940. En la siguiente versi�n publicada de la foto del Canal Mosc�-Volga, Yezhov ya no est� presente. Hab�a sido eliminado por los retocadores.

 

5. Espacio a la propaganda

 

Postal, 1917. Soldados con una bandera roja y cartel de un local al fondo, que dice: "Relojes de oro y plata".

 

 

Nueva Postal, 1917. La misma foto, pero la bandera y el cartel tienen nuevos esl�ganes. El cartel del negocio ahora dice: "Luche por sus derechos". Y en la bandera - antes lisa - han puesto: "Abajo la monarqu�a - larga vida a la Rep�blica!".

 

6. Trotsky en desgracia

 


Trotsky leyendo el Pravda, el diario que una vez edit�. En 1925, Stalin lo sac� del Comisariado de Guerra. A la derecha se encuentra entonces la misma foto de Trotsky, que un ciudadano tuvo que estropear para eliminar el rostro de Trotsky en su propio libro de historia, como parte de la "responsabilidad personal" ciudadana para apoyar al Partido Comunista.

 

7. Y profesionalmente eliminado

 

Estos fueron de los primeros y m�s famosos retoques estalinistas. Trotsky no s�lo se consider� un enemigo subversivo del comunismo sovi�tico, sino que adem�s resultaba ser una presencia molesta en muchas fotograf�as de importancia en la historia de Lenin, ya que as� se ve�a que form� parte de la "gloriosa revoluci�n".

 

Lenin y Trotsky (arriba, centro) celebran en 1919 el segundo aniversario de la revoluci�n rusa en la Plaza Roja.

 

 

Para hacer que esta imagen fuese aceptable en un libro de 1967 sobre fotos de Lenin, �ste �ltimo celebra, pero Trotsky ha sido eliminado.

 

8. M�s de lo mismo

 

Lenin se dirige en un discurso a las tropas, el 5 de mayo de 1920. Se encuentran frente al Teatro Bolshoi en Mosc�. Lenin incita a las tropas a luchar en Polonia. Trotsky se encuentra uniformado a su lado (derecha). Esta fotograf�a se convertir�a en un s�mbolo de la Rusia revolucionaria

 

 

Aqu� se ve c�mo Lenin se dirige a las tropas, pero han extendido la imagen de la tribuna de madera, para hacer desaparecer a Trotsky. La imagen original fue sacada de todas las reproducciones, ampliamente distribuidas.

 

9. �Amigo de los ni�os?

 

 

Diario original, Izvestia, 1 de mayo de 1936. Stalin se ve�a a s� mismo como el "gran l�der y maestro del pueblo sovi�tico". Deseaba que los medios lo mostraran como el verdadero amigo, camarada y sucesor de Lenin.

 

Esta "imagen oficial" tiene una historia oscura detr�s. El dolor, la intriga y el horror se encuentran detr�s de la sonrisa feliz de esta fotograf�a de 1936 en la portada del Izvestia, que se volvi� un famoso �cono titulado "Amigo de los ni�os". Esta ni�a es Gelya Markizova, cuyo padre, Ardan, fue fusilado por supuesta conspiraci�n contra Stalin, y cuya madre, Dominica, fue asesinada misteriosamente.

 

10. Amenaza conjurada

 

En una oportunidad, la hermana de Lenin, Mar�a Ulyanova, tom� una fotograf�a de Lenin y su cu�ada. La aspirante a fot�grafa sac� esta imagen a fines de 1922, sin ver a trav�s de su visor que el ca��n de un telescopio estaba apuntando directamente a la cabeza de su cu�ada, lo que parec�a el ca��n de un rifle.

 

 

Obviamente, hab�a que solucionar esto, y hoy existen cuatro versiones de la fotograf�a, retocada hasta hacer desaparecer el objeto en cuesti�n.

 

Singularmente, la segunda versi�n despu�s del retoque parece m�s un arma e incluso m�s amenazadora que la versi�n original, en el �lbum de fotos de Lenin publicado en 1960.

 

 

Reci�n a fines de la d�cada de 1980, cuando llegaba el fin del gobierno sovi�tico, los retocadores lograron erradicar la amenaza.

 

 11. Tr�gico fotomontaje

 

 

Comenzando 1928, el artista let�n Gustav Klutis emple� tipograf�a militante y montaje para promover mensajes sovi�ticos a trav�s de posters llamativos. Su misi�n principal era glorificar a Stalin, lo que hizo colocando su imagen grande y siempre claramente al mando. Y cuando las purgas de Stalin clamaron por la reputaci�n y las vidas de quienes una vez fueran considerados leales, Klutis retrabaj� su material, como lo hizo en este fotomontaje, comenzando por recortar a dos mariscales del ej�rcito que se encontraban junto a Stalin. El Mariscal Yegorov, que permanece en el poster, ser�a torturado a muerte en 1939. Y Klutis mismo tambi�n sufrir�a bajo el r�gimen de Stalin: fue arrestado en 1938 y finalmente lo asesinaron.

 

12. La imagen a�n despu�s de la muerte

 

 

Diario original, 'La bandera de Stalin'. 3 de mayo de 1953.

 

Incluso tras su muerte Stalin obtuvo los beneficios de la manipulaci�n fotogr�fica en su diario, 'La bandera de Stalin'. Una simple foto del hombre yaciente no era suficiente. Por tanto despu�s de su muerte, en marzo de 1953, se realiz� un fotomontaje para uso en la prensa sovi�tica. Su misi�n no era s�lo perpetuar la imagen ampliada de Stalin, m�s grande que en la vida real, sino mostrar tambi�n la actitud grave de los miembros del Politbur�, cuyas im�genes fueron sacadas de fotos previas y pegadas en la escena de luto.

 

13. Dos menos para la foto

 

 

L�deres del Partido y del gobierno con artistas del Teatro de Arte de Mosc� en la celebraci�n del cuadrag�simo aniversario de la compa��a. 27 de octubre de 1938.

 

 

Publicada en 1949, con motivo del septuag�simo cumplea�os de Stalin. El retocador quit� a Boyarsky (cuarto hombre en la fila superior, contando desde la derecha). Era el ex director del Teatro de Arte de Mosc�, y fue ejecutado.

 

Ezhov por su parte (quinto hombre en la fila superior, contando desde la derecha), fue removido de su cargo de Comisario de Asuntos Internos el 8 de diciembre de 1938. Su sucesor fue Beria, que el 10 de abril de 1939 lo detuvo en persona. El 4 de febrero de 1940 lo ejecutaron con un disparo.

 

14. �Qui�n puede guiar al jefe?

 

La fotograf�a original muestra a un amable trabajador que le muestra el camino a Stalin.

 

 

Que le mostrasen el camino era inadmisible, as� que para el XVI Congreso del PCUS la imagen hab�a sido alterada, eliminando al que osaba aparecer guiando a "el jefe", como se sol�a llamar a Stalin.

 

15. Muerte masiva en el campesinado

 

En esta fotograf�a se ve a Lenin con su esposa, Nadezhda Krupskaya, sentados en el medio, rodeados de campesinos de buena situaci�n econ�mica (kulaks) y sus hijos, de Kashino. Foto tomada por F. Feofanova, el 14 de noviembre de 1920.

 


Esta nueva imagen se public� 19 a�os m�s tarde, en medio de la "limpieza" estalinista. En ese entonces los bolcheviques destruyeron a casi todos los residentes adultos de la aldea de Kashino, sin perdonar incluso a ni�os. Entonces la fotograf�a resultante fue esta: sacaron a los ejecutados (como todos los que estaban encima de la pareja en la foto original), y dejaron s�lo un conjunto de ni�os.
Lo que no tomaron en cuenta, y a efectos de la propaganda al parecer importaba poco, es que esos ni�os hab�an crecido ya, y probablemente muchos de ellos � sino casi todos � se encontraban tambi�n en la lista de las v�ctimas.

 

16. Purgas en el ej�rcito

 

 

En el medio de la imagen se ve a Vasili Chapaev (con la cabeza vendada), legendario comandante militar que muri� el mismo a�o, rodeado por otros altos cargos del ej�rcito sovi�tico, de la 25a. Divisi�n de Infanter�a en los Urales, el 9 de junio de 1919. Fue publicada en marzo de 1926 en "Foco", y luego en 1932.

 

 

Esta versi�n de la fotograf�a fue descubierta en los archivos sovi�ticos muchos a�os m�s tarde. Se hab�an eliminado a once personas, que fueron consecuentemente retiradas de la imagen tambi�n. Esta reducci�n significativa en el grupo es debida a las purgas estalinistas de 1937, que comenzaron dentro del Ej�rcito Rojo, donde perecer�an m�s de 25.000 oficiales y comisarios.

 

17. Otro menos

 

Reuni�n del Sindicato de Lucha por la Liberaci�n de la Clase Obrera de San Petersburgo.

 

 

Alexander Malchenko (hombre de pie  en el centro en el original), fue eliminado de esta versi�n publicada en 1939. Hab�a sido ejecutado el 18 de noviembre de 1930. Fue "rehabilitado" en 1958, y en ese momento se permiti� que reapareciera su presencia.

 

18. Cumpliendo el �deber c�vico�

 

Otros ejemplos de lo que obligaban a hacer a los ciudadanos en general y en particular a los estudiantes en sus propios libros de texto cuando figuraba la imagen de alguien que hab�a sido eliminado o proscrito por el sistema. Rostro y nombre forzosamente cubiertos y tachados con tinta india.

 

 

 

Yakov Peters, let�n nombrado director suplente de la Cheka poco despu�s de la revoluci�n. Fue miembro del Partido Obrero Brit�nico

 

Jefe de Defensa Interna en Petrogrado en 1919, el trabajo de Peters inclu�a firmar innumerables �rdenes de muerte. Figura clave del GPU, fue elegido miembro del Comit� Central del Partido, pero lo arrestaron y ejecutaron por �rdenes de Stalin en 1938. Su hija, una famosa bailarina de ballet, tambi�n fue arrestada.

 

 

 

 

Yan Rudzutak, let�n de la clandestinidad pre-revolucionaria. Miembro del partido desde 1905, pas� 10 a�os en prisiones zaristas y apoy� a Stalin en su ascenso al poder.

 

Fue candidato a miembro del Politbur� en 1926. Se opuso a las propuestas de Stalin durante el primer Plan de Cinco A�os. Fue arrestado en el partido en mayo de 1937. El 28 de julio del mismo a�o Stalin envi� una lista de 138 nombres. Indicaba "disparen a los 138". El nombre Rudzutak figuraba en la lista.

 

19. No queda nadie

 

Fotograf�a de Nikolai Antipov, Stalin, Sergei Kirov y Nikolai Shvernik en Leningrado, 1926, celebrando la destrucci�n de la oposici�n anti-stalinista de Zanoviev. Stalin reci�n hab�a convertido a Kirov en primer secretario del partido de Leningrado.

 

 

Cuando la foto fue publicada en el mal impreso "Historia de la URSS" (Mosc�, 1940), Antipov y la l�mpara hab�an sido eliminados. �l se hab�a unido a los Bolcheviques en 1912, y fue presidente de la Cheka de Petrogrado en 1918. Lleg� a ser viceprimer ministro de Molotov en la d�cada de 1930. Fue arrestado y enviado a la terrible prisi�n Orel, donde lo fusilaron el 24 de agosto de 1941.

 

 

Al usar otra vez esta imagen, en esta ocasi�n en "Joseph Stalin, una biograf�a corta" (Mosc�, 1949), Shvernik tambi�n hab�a sido eliminado de la foto.

 

 

En la pintura al �leo realizada por Isaak Brodsky, basada en la foto original, Stalin ya se encuentra solo.

 

Notas:

[1] David King fue el editor art�stico de la revista "Sunday Times" desde 1965 a 1975, y un entusiasta coleccionista de im�genes sovi�ticas. Reuni� muchas de esas im�genes, junto con documentos sobre la falsificaci�n de fotograf�as y arte en la Rusia estalinista.
 

[2] "Dentro del cuarto oscuro de Stalin". Robert Conquest.
 

[3] �Haciendo desaparecer gente: una cr�nica impresionante de enga�o fotogr�fico�. Alain Jaubert. Pergamon-Brasey's Inteligence & National Security Library. 1989.

 

 

 

ALERTALIBROS

 Tomo n� 11 de la obra "El Terror Rojo":  Castigado  por el comunismo, Mozambique padeci� hambrunas, torturas, asesinatos, violaciones, esclavizaci�n, millones de personas alejadas de sus hogares y una corrupci�n que, junto con la pobreza y retraso nacional, le convierten en uno de los peores pa�ses en el mundo para vivir. Un informe completo e impactante...

Leer online Descargar

 

ALERTAIMAGEN

 Vietnam

Tras los 28 d�as de la batalla de Hu� fueron encontradas numerosas fosas comunes de ejecuciones comunistas (Viet-Cong). Cerca de 6.000 victimas - cat�licos, intelectuales y otros "imperialistas" - fueron torturadas, atadas o enterradas vivas en nombre de la "liberaci�n".

 

  ALERTA 360 INTERNACIONAL

 

ALERTA 360 INTERNACIONAL

Buenos Aires - Santiago - Sao Paulo - Madrid - Nueva York

 

 

Necesidades urgentes

 

 

Publicaciones

 

El Terror Rojo. M�s 60 tomos,

miles de p�ginas, fuentes y

gr�ficos. An�lisis y cifras.

 

Cifras de V�ctimas

 

�ndice Mundial de Victimizaci�n.

Cuadros tem�ticos

a nivel global o nacional.

 

Suscripci�n

 

Reciba c�modamente en su correo libros y novedades.

Semanal | Gratis

 

     

 

Alerta 360 Internacional es una organizaci�n ciudadana de car�cter independiente

y sin �nimo de lucro. Depende de la cooperaci�n del p�blico

para su subsistencia aut�noma de grandes intereses.

Su objetivo es informar y promover debates positivos

en torno a los grandes focos de crisis.

 

� 2009 by Alerta 360 Internacional. Todos los derechos reservados.