Inicio

Acerca de AI

Art´┐Żculos

Investigaciones

Multimedia

Donaciones

 

 

 

 

 

AI | Alerta 360 Internacional

LUCHANDO CONTRA LA DESINFORMACI´┐ŻN

 

 

 

 

 

 

 
 

 NUESTRAMISI´┐ŻN >

´┐Ż Luchar contra la total impunidad que otorga la desinformaci´┐Żn.

´┐Ż Promover debates positivos.

´┐Ż Alertar crisis.

ALERTAOBRAS >

 

 El Terror Rojo

La mayor investigaci´┐Żn sobre cr´┐Żmenes del comunismo en el mundo. Entrega fascicular.
 

´┐Żltimas publicaciones:

´┐Ż  Mozambique | (1975-1994)
´┐Ż  Corea del Norte | (1949-hoy)
´┐Ż
  Letonia | (1940-1991)
´┐Ż  Nicaragua | (1979-1990)

 

 ALERTAMUNDO >

 

´┐Ż Europa

´┐Ż Asia

´┐Ż ´┐Żfrica

´┐Ż Am´┐Żrica

 ALERTAINTERNACIONAL >

 

´┐Ż Investigaciones

´┐Ż Testimonios y relatos

´┐Ż Biograf´┐Żas

´┐Ż Art´┐Żculos

´┐Ż Citas

´┐Ż Glosario
´┐Ż Lecturas

´┐Ż Multimedia

  ALERTACONTACTO >

 

´┐Ż ´┐Żnase a AI360 hoy

 
´┐Ż Escr´┐Żbanos
 

´┐Ż Mapa del sitio

 

´┐Ż S´┐Żganos en:

 

Facebook

Twitter

 
ALERTAIDEA

DONACIONES

Su aporte en dinero, trabajo o contactos es FUNDAMENTAL para continuar luchando.

Toda cooperaci´┐Żn es ´┐Żtil.

   

Aporte ahora

   

 

myspace live counter
 

 

 
   
   
 

 

ART´┐ŻCULOS

 

 

AM´┐ŻRICA | por Alerta 360 Internacional

 

La verdadera cara de Allende

Por Andr´┐Żs Silva Haro
´┐Żltima modificaci´┐Żn: 23 de junio de 2010 | Descargar en formato PDF

 

El lobo chilla frente al hacha del verdugo. Por orden del juez, la gallina cambia de lugar y le sientan en el pat´┐Żbulo, acusada de cr´┐Żmenes y violaciones a los derechos de lobos y manada.

 

El retratista oficial cambia el semblante airado de la gallina amenazada por el del mism´┐Żsimo chupacabras. Y el lobo, sin siquiera vestir de oveja, cobra indemnizaciones y engorda a costa del ganado.

 

La delirante historia se repite, d´┐Ża tras d´┐Ża, no importa d´┐Żnde haya apaleado el lobo. Pero no vive s´┐Żlo sediento de sangre: muere de hambre de venganza. Y ense´┐Ża sus colmillos, con el hocico a´┐Żn goteando la memoria de sus v´┐Żctimas.

 

La granja se alborota y, por no enfadar al lobo, apalea´┐Ż al reba´┐Żo que reacciona.

 

´┐ŻDefensores de la grey´┐Ż, grita el juez, ´┐Żun paso al frente, de rodillas y a pedir perd´┐Żn a los lobos´┐Ż, exige.  ´┐ŻIndemnizaci´┐Żn a los lobos y condena a los defensores´┐Ż, agrega, ´┐ŻPerd´┐Żn´┐Ż ´┐Żagresores´┐Ż´┐Ż, se disculpa, mirando temeroso a los lobos en tribuna mientras busca el modo de congraciarse con la tropa de matones.

 

El reba´┐Żo se somete sumiso, confundido y hasta, se dir´┐Ża que casi sinti´┐Żndose culpable por haber reaccionado a los lobos y defendido sus tierras y familias. Es que, como todo reba´┐Żo, se deja doblegar en nombre del ´┐Żbuen reba´┐Żo´┐Ż.

 

---

 

Descaradas, rudas y altisonantes fueron las descalificaciones de la izquierda chilena en respuesta a las diplom´┐Żticas declaraciones que representan el sentimiento de al menos la mitad de una naci´┐Żn. Una mitad ´┐Żequivocada´┐Ż para la versi´┐Żn roja de la historia.

 

´┐ŻEl motivo de esc´┐Żndalo? Las declaraciones del nuevo embajador de Chile en Argentina, sosteniendo que, bajo el per´┐Żodo de reconstrucci´┐Żn nacional tras el holocausto marxista, Chile se puso de pie, creci´┐Ż y contradijo los planes destructivos de la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica y sus ac´┐Żlitos. Como en la Francia revolucionaria de 1789, los jacobinos exigieron su cabeza y los girondinos la entregaron en bandeja. Pocos d´┐Żas dur´┐Ż en su flamante cargo el ex senador, hombre de larga trayectoria en la vida p´┐Żblica y de excelente reputaci´┐Żn debida a su probidad. Santiago Otero, por cierto, fue electo democr´┐Żtica y popularmente.

 

Pocos d´┐Żas siguieron a una segunda declaraci´┐Żn, honesta y con conocimiento de causa, del ex ministro del Trabajo y autor del exitoso modelo de previsi´┐Żn laboral que hoy mantiene a Chile gozando de buena salud econ´┐Żmica, con garant´┐Żas de un mejor futuro a los trabajadores, liderando indiscutiblemente a la regi´┐Żn continental. ´┐ŻMotivo del esc´┐Żndalo? Sostener que Allende destruy´┐Ż al pa´┐Żs y su comparaci´┐Żn con Hitler.

 

Indiferentes al sentimiento o creencia de millones de compatriotas, los sectarios rojos exigieron castigos, condenas y purgas. Espuma en la boca, ojos desquiciados y perdida toda serenidad, temiendo acaso las simpat´┐Żas y consensos en torno al tema, aplicaron la fuerza de su prensa y creadores de opini´┐Żn para cerrar filas, para crear la sensaci´┐Żn de un´┐Żnime rechazo a la reacci´┐Żn antimarxista. Y a´┐Żn m´┐Żs a un modelo econ´┐Żmico y social que desmiente la doctrina de odio y lucha de clases que hace del empobrecimiento su meta ideal.

 

--

 

Entretanto, ´┐Żqui´┐Żn era realmente Allende?

 

La izquierda suele construir su mito sobre una historia falsa, que muchas veces jam´┐Żs existi´┐Ż. El caso del dictador marxista, tristemente c´┐Żlebre por su horda destructiva, merece un brev´┐Żsimo encuadre.

 

Allende, socialista, ateo, mas´┐Żn y suicida, dista mucho de la hagiograf´┐Ża roja que le presenta como un anciano de buen coraz´┐Żn, amante de los ni´┐Żos y de las palomas de la plaza.

 

´┐ŻFue Allende comparable con Hitler? Una visita interesante a los archivos de la Universidad de Chile nos ense´┐Ża la tesis que Salvador Allende present´┐Ż para licenciarse como M´┐Żdico Cirujano y que luego elevase como Proyecto de Ley presentada mientras era Ministro de Salubridad del Gobierno del Frente Popular (1939-1941) de Pedro Aguirre Cerda. Allende fue, por sus propias palabras, tan furioso antisemita como declarado racista contra ´┐Żrabes y gitanos.  Y era un fervoroso creyente en la predeterminaci´┐Żn gen´┐Żtica de los delincuentes. Consideraba a los revolucionarios como psic´┐Żpatas peligrosos que hab´┐Ża que tratar como enfermos mentales. Propugn´┐Ż la penalizaci´┐Żn de la transmisi´┐Żn de enfermedades ven´┐Żreas y la esterilizaci´┐Żn de los alienados mentales.

 

Son los a´┐Żos en que el creador del Partido Socialista de Chile, Marmaduke Grove, pagado por el Ministerio de Asuntos Exteriores (nazi) y los ministros socialistas del gobierno del Frente Popular - entre los que se contaba Allende - eran sobornados directamente por la Embajada nacional socialista en Santiago.

 

En medio del repudio nacional e internacional, Allende encontr´┐Ż simpat´┐Ża y eco en sus aliados socialistas de los a´┐Żos 30 en la Alemania nacional socialista acaudillada por Adolfo Hitler.

 

No hay malas interpretaciones posibles. No s´┐Żlo lo dej´┐Ż propuesto y escrito reiteradamente, sino que adem´┐Żs sus propias declaraciones a la prensa lo confirman. As´┐Ż, para explicar su Proyecto de Ley, Allende declara al peri´┐Żdico La Naci´┐Żn, con palabras que Hitler podr´┐Ża haber declamado: se trata de "un tr´┐Żpode legislativo en defensa de la raza", consistente en tratamiento obligatorio de las toxicoman´┐Żas, de las enfermedades ven´┐Żreas que transformar´┐Żan en delito su contagio, y proceder a la esterilizaci´┐Żn de los alienados mentales. El entonces Ministro y futuro mandatario propon´┐Ża crear un Tribunal de Esterilizaci´┐Żn que fuese inaccesible a la familia del enfermo y dotado de competencia para dictar sentencias inapelables. En el art´┐Żculo 23 de su Ley propuesta establece que "todas las resoluciones que dicten los tribunales de esterilizaci´┐Żn (...) se llevar´┐Żn a efecto, en caso de resistencia, con el auxilio de la fuerza p´┐Żblica". No es extra´┐Żo que ´┐Żste proyecto y la "Ley para precaver una descendencia con taras hereditarias" implementada por el Tercer Reich en 1933 se considerasen ´┐Żhermanas´┐Ż. Es m´┐Żs: enuncian el mismo listado de enfermedades punibles y contienen art´┐Żculos id´┐Żnticos. S´┐Żlo hay una salvedad a favor de los nazis: Allende era mucho m´┐Żs duro y radical que Hitler.

 

No era para menos. Marx escrib´┐Ża en ´┐ŻLa cuesti´┐Żn jud´┐Ża´┐Ż: ´┐ŻNosotros reconocemos, pues, en el juda´┐Żsmo un elemento antisocial presente de car´┐Żcter general´┐Ż. Y Stalin, tan antisemita como el Hitler que enviaba a los jud´┐Żos a los campos de concentraci´┐Żn, les deportaba a la tortura y muerte lente de los Gulag.

 

Allende encantaba al F´┐Żhrer. En su tesis para recibirse como M´┐Żdico y as´┐Ż prestar el juramento hipocr´┐Żtico, el l´┐Żder marxista sostiene: "Los hebreos se caracterizan por determinadas formas de delito: estafa, falsedad, calumnia y, sobre todo, la usura". Para Allende la ´┐Żcuesti´┐Żn jud´┐Ża´┐Ż va m´┐Żs all´┐Ż de un problema de intereses y creencias: se trata de una cuesti´┐Żn racial fundada en principios gen´┐Żticos por los que hab´┐Ża que exterminarles. A´┐Żos m´┐Żs tarde el criminal de guerra nazi Walter Rauff - el inventor del m´┐Żtodo de exterminio en camiones de gas y acusado de ser el responsable directo de la muerte de m´┐Żs de 100.000 personas - fue su protegido bajo el mandato allendista, al punto de rechazar el petitorio de Sim´┐Żn Wiesenthal de cooperar con la justicia y entregarle a los tribunales para su juicio por cr´┐Żmenes no prescritos.

 

En cuanto a los revolucionarios, resalta "la influencia perniciosa que sobre las masas pueda ejercer un individuo en apariencia normal y que, en realidad, al estudiarlo nos demostrar´┐Ża pertenecer a un grupo determinado de trastornos mentales (...) este tipo de trastornos colectivos tienen a veces caracteres epidemiol´┐Żgicos, y es por eso que cuando estallan movimientos revolucionarios en ciertos pa´┐Żses, ´┐Żstos se propagan con incre´┐Żble rapidez a los estados vecinos".

 

---

 

El Allende real dista del Allende m´┐Żtico como la luz de las tinieblas.

 

El Allende real era un predicador del odio y de la destrucci´┐Żn cruenta de todo aquel que no pensase como ´┐Żl. Como mandatario antidemocr´┐Żticamente acomodado en el poder, obr´┐Ż como enemigo de la libertad y de la honestidad p´┐Żblica. Minti´┐Ż asegurando el respeto por la Constituci´┐Żn y las leyes para, d´┐Żas despu´┐Żs de firmar un juramento de Garant´┐Ża, burlarse de la ingenuidad de los burgueses. Fue un monstruo que trabaj´┐Ż incansablemente por convertir a su naci´┐Żn en un sat´┐Żlite del horror sovi´┐Żtico en plena guerra fr´┐Ża, volvi´┐Żndola una Cuba andina.

 

Los estrategas de la propaganda marxista trabajaron al ´┐Żbuen reba´┐Żo´┐Ż pint´┐Żndole a su gusto: ´┐Żhombre de buenas intenciones desviado por el radicalismo de la ´┐Żpoca´┐Ż. Pero basta ver sus declaraciones, su personalidad y sus hechos para comprender, sin lentes rosa, su espantosa verdad.

 

Allende, tras intentonas frustradas de alcanzar la Presidencia por la v´┐Ża democr´┐Żtica de Mayo del ´┐Ż68, el terror policial sovi´┐Żtico - por s´┐Ż mismo o sus aliados ´┐Ż accede al poder gracias a la alianza impl´┐Żcita con los democratacristianos y la jerarqu´┐Ża eclesi´┐Żstica izquierdista. Alcanza apenas un 32.6% de los votos y una minor´┐Ża en el Parlamento.

 

En la elecci´┐Żn anterior el centroizquierdista Eduardo Frei fue presentado como alternativa al izquierdismo de Allende. El pueblo chileno no deseaba el comunismo y le elige como medida desesperada para impedir el acceso al poder de los paniaguados de la Uni´┐Żn sovi´┐Żtica. Sin embargo los planes de Frei eran, precisamente, sentar las bases para el comunismo e hizo todo cuanto estuvo en sus manos para lograrlo: colectivizar, destruir las instituciones tradicionales, implantar un sistema socialista de Gobierno y alterar la cultura en su favor. Para esto el clero izquierdista prest´┐Ż una cooperaci´┐Żn invaluable, sembrando la doctrina de la lucha de clases, igualitarismo y resentimiento contra la propiedad privada y las elites tradicionales. Tristemente c´┐Żlebres fueron sus pr´┐Żdicas a favor del comunismo, sus condenas a la reacci´┐Żn cat´┐Żlica anticomunista y su silencio ante las evidencias del horror que se preparaba. Fueron los a´┐Żos la ´┐ŻIglesia Nueva´┐Ż y del ´┐ŻPrimer Encuentro Latinoamericano de Cristianos por el Socialismo´┐Ż. No contentos con esto, fueros esas mismas sagradas investiduras y sus ´┐Żrdenes las que dieron los primeros pasos a favor del terror rojo, anticip´┐Żndose a las medidas colectivizando sus tierras, arrasando con los patrimonios cat´┐Żlicos e imponiendo una cultura y doctrina nueva. M´┐Żs hizo el clero, hay que reconocerlo, que muchas otras fuerzas rojas a favor del comunismo. Y no pod´┐Ża ser menos: el poder pol´┐Żtico izquierdista era frontal y declaradamente rechazado por la poblaci´┐Żn. El prestigio y autoridad del clero era dif´┐Żcilmente contestado por el pueblo sencillo y devoto que acataba impotente y sin comprender la magnitud del mal conjurado.

 

Frei y sus ac´┐Żlitos pactaron con Allende su ascenso, transfiriendo a ´┐Żste la votaci´┐Żn popular para respaldarle, dejando al candidato conservador fuera de escena. Allende usurpa el poder, carente de representaci´┐Żn popular democr´┐Żtica, cuando a´┐Żn ard´┐Żan las hogueras revolucionarias de Mayo del ´┐Ż68 y eran paridas la Baader Meinhof en Alemania, la ETA en Espa´┐Ża y las Brigadas Rojas en Italia, el Ej´┐Żrcito Rojo japon´┐Żs y los Tupamaros de Uruguay, mientras los Montoneros y el ERP ensangrentaban a Argentina. Chile, infectado con el violentismo pol´┐Żtico del MIR y otras organizaciones castristas que hac´┐Żan de la apolog´┐Ża del crimen su v´┐Ża de acceso al poder y destrucci´┐Żn de la legalidad e institucionalidad vigente, no era una excepci´┐Żn. La izquierda chilena, autoproclamada marxista-leninista, legitimaba en sus congresos de 1965 y1967 el uso de la fuerza como acceso al poder: ´┐Żla violencia revolucionaria es inevitable y leg´┐Żtima. Constituye la ´┐Żnica v´┐Ża que conduce a la toma del poder pol´┐Żtico y econ´┐Żmico, y su ulterior defensa y fortalecimiento. S´┐Żlo destruyendo el aparato democr´┐Żtico-militar del Estado burgu´┐Żs puede consolidarse la revoluci´┐Żn socialista´┐Ż. Este marco y esta base en plena Guerra Fr´┐Ża y la fidelidad a la ex URSS - su madre y mentora - es lo que explica mejor a Allende que el mito que se puede contar a los ni´┐Żos 30 a´┐Żos despu´┐Żs de los hechos.

 

Chile nunca tuvo fuerzas armadas inmersas en el traj´┐Żn pol´┐Żtico. Su proverbial estabilidad democr´┐Żtica (1834-1970) tuvo peque´┐Żos incidentes que involucrasen el uso de las armas. El quiebre de su doctrina de primac´┐Ża del poder civil por sobre el militar fue dado por el mismo Frei, al nombrar al izquierdista General Prats a cargo de las fuerzas armadas. No es casual que Allende le confirmase en el cargo y le enviase en su representaci´┐Żn a la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica para suscribir un acuerdo con el Presidente de Ministros rusos, Aleksei Kosyguin. El 23 de agosto de 1970 trescientas esposas de oficiales manifestaron su repudio al apoyo de Prats a Allende. Considerado ´┐Żtraidor´┐Ż al papel que deb´┐Żan representar sus armas, por su entusiasta y decisivo apoyo a Allende, renunci´┐Ż para ser sucedido por Augusto Pinochet, General de la Rep´┐Żblica que no representaba ninguna amenaza aparente para el nuevo gobierno rojo y goz´┐Ż de la confianza de Allende. Cabe decir que Pinochet actu´┐Ż contra la tradici´┐Żn militar cuando el pa´┐Żs fue desbordado - como veremos a continuaci´┐Żn - por el terror rojo y Chile no pudo soportar m´┐Żs los siniestros planes y efectos del allendismo.

 

Allende autoproclamaba no ser el presidente de todos los chilenos. ´┐Żsa era su pol´┐Żtica excluyente y antidemocr´┐Żtica. Basta acudir a las fuentes de prensa y declaraciones gubernamentales de la ´┐Żpoca. Contrariaba as´┐Ż el estilo consensual de la tradici´┐Żn aliancista de los mandatos anteriores.

 

Allende, tras firmar la Garant´┐Ża de respeto a la legalidad y Constituci´┐Żn que se le oblig´┐Ż a firmar para otorgarle la Presidencia - habidas cuentas de su ideolog´┐Ża e intenciones ´┐Ż se burl´┐Ż de la ingenuidad burguesa y declar´┐Ż que gobernar´┐Ża ´┐Żpor resquicios legales´┐Ż. Algo que hoy en d´┐Ża es moneda corriente en la pol´┐Żtica roja mundial. Ech´┐Ż mano a jurisprudencias anteriores para intervenir a la industria y el comercio, creando conflictos a trav´┐Żs de sus grupos armados para justificar las confiscaciones. El organismo contralor rechaz´┐Ż la medida y orden´┐Ż la restituci´┐Żn a los propietarios. La colectivizaci´┐Żn de las tierras fue rechazada legalmente por los due´┐Żos y con orden judicial acud´┐Żan a la polic´┐Ża para proceder a la expulsi´┐Żn de los violentistas invasores.  Pero la polic´┐Ża de Chile, respetuosa de la ley, respond´┐Ża con una orden gubernamental de no intervenir en los conflictos.

 

La Corte Suprema, ante el agresiva y reiterada violaci´┐Żn de las leyes y prescripciones de la Constituci´┐Żn, envi´┐Ż una carta al presidente que comenzaba ´┐Żpor en´┐Żsima vez le advertimos´┐Ż´┐Ż y por primera vez en la historia nacional el poder ejecutivo dej´┐Ż sin contestar una carta del poder judicial. Allende respondi´┐Ż con declaraciones donde afirmaba que la Corte Suprema no era superior al poder que ´┐Żl pose´┐Ża en sus manos.

 

El Poder Legislativo no sufri´┐Ż menos atropellos y violaciones. El Senado y Diputados enviaron sendas cartas de protesta por la conculcaci´┐Żn de sus derechos y disposiciones como representantes democr´┐Żticos de la voluntad de los electores. Pero Allende, peque´┐Żo Stalin latinoamericano, ordenaba disposiciones anticonstitucionales que los representantes populares se negaron a aprobar.

 

Las fuerzas armadas hicieron llegar, por manos de los Generales en retiro, un respetuoso recordatorio de que las armas pertenecen a la Naci´┐Żn y que no son un beneficio personal de la Presidencia. Se opon´┐Żan, por tanto, a convertirse en una Guardia Pretoriana roja, en tanto su papel consist´┐Ża en resguardar la ley, el orden y los intereses superiores de la Patria. En tanto no acatase ese respeto a la Constituci´┐Żn, las armas nacionales se considerar´┐Żan en ´┐Żestado deliberante´┐Ż.

 

Si Allende fue elegido por una minor´┐Ża, fue sobretodo inconstitucional. La prueba est´┐Ż en la delirante insistencia en su constitucionalidad para revestir su proceder dictatorial.

 

Allende se esforz´┐Ż por hacer de Chile una ´┐ŻCuba andina´┐Ż, y ´┐Żhermana menor´┐Ż de la uni´┐Żn sovi´┐Żtica. Son dichos de ´┐Żl mismo.

 

Allende inici´┐Ż su escalada de terror un 4 de noviembre de 1970. Una semana m´┐Żs tarde (12) liberaba a sus secuaces terroristas m´┐Żs radicales, dejando sin efecto los dict´┐Żmenes judiciales y pocos d´┐Żas despu´┐Żs (21) modific´┐Ż la Constituci´┐Żn para confiscar el cobre, nacionaliz´┐Żndolo. Una semana m´┐Żs tarde (31) pasa por encima de las disposiciones constitucionales y nacionaliza la banca y, a los pocos d´┐Żas anuncia la creaci´┐Żn de tribunales populares, modelo dolorosamente recordado por las naciones que sufrieron las ´┐Żchecas´┐Ż particulares.

 

Pero sus colegas no estaban contentos y, siguiendo el modelo sovi´┐Żtico, le acusaban de ser ´┐Żdemasiado burgu´┐Żs´┐Ż en sus confiscaciones y colectivizaci´┐Żn. El grupo terrorista MCR, desprendido del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria), insulta a Allende llam´┐Żndole ´┐Żblando´┐Ż en su reforma agraria y llama a la toma de propiedades sin mediar sentencias. En marzo Allende declara a Regis Debray que reformar´┐Ż la justicia para acelerar el proceso de sovietizaci´┐Żn.

 

Precursor de los dictadores contempor´┐Żneos, no se content´┐Ż con controlar la banca y el poder judicial: avanz´┐Ż sobre la libertad de expresi´┐Żn, apoder´┐Żndose de la prensa e impidiendo las transmisiones de televisi´┐Żn regional. En sus propias palabras: "La obligaci´┐Żn del periodista revolucionario no es servir a la verdad, sino a la revoluci´┐Żn".

 

En mayo decret´┐Ż la confiscaci´┐Żn y desalojo de empresas textiles, que fueron asaltadas por bandas armadas. Al mes siguiente, el mismo Frei que hizo de Kerensky chileno, exigi´┐Ż la disoluci´┐Żn de las checas. El gobierno apoy´┐Ż e impuls´┐Ż la confiscaci´┐Żn popular, particularmente de tierras agr´┐Żcolas.

 

El clima e intenci´┐Żn de Allende fue, el 1 de julio de 1972, explicitado por el ministro de Justicia: ´┐ŻLa revoluci´┐Żn se mantendr´┐Ż dentro del derecho mientras el derecho no pretenda frenar la revoluci´┐Żn´┐Ż.

 

Al mes siguiente, el Congreso del partido Socialista declara: ´┐Żeste estado burgu´┐Żs no sirve para la construcci´┐Żn del socialismo (...) es necesario destruirlo y conquistar todo el poder´┐Ż.

 

Continuando la doctrina roja caracter´┐Żsticas de donde quiera se haya hecho del poder, el pa´┐Żs comenz´┐Ż a sufrir el flagelo del empobrecimiento, desabastecimiento y del hambre. El pueblo, acostumbrado a los frutos de una econom´┐Ża creciente y rica en producci´┐Żn, se rebel´┐Ż. La humillaci´┐Żn que signific´┐Ż la imposici´┐Żn de un cart´┐Żn acreditativo de pertenencia a las ´┐ŻJuntas de Apoyo Popular´┐Ż (JAP) para acceder a comida, vestimenta, medicamentos e insumos, super´┐Ż a una ciudadan´┐Ża caracterizada por su car´┐Żcter pac´┐Żfico. El mercado negro ´┐Ż provisto muchas veces por el mismo gobierno ´┐Ż era el ´┐Żnico medio de acceso a bienes elementales como art´┐Żculos de aseo, carne o combustible

 

Durante el a´┐Żo 1972 la poblaci´┐Żn se levant´┐Ż activa en protestas y manifestaciones de rechazo. El repudio antiallendista llen´┐Ż las calles pese a las razzias bolcheviques de grupos armados revolucionarios que agred´┐Żan violentamente a los manifestantes. Cadenas, palos bombas molotov e incluso patatas con incrustaciones de hojas de afeitar eran lanzadas contra mujeres, trabajadores y ni´┐Żos. Pero no fueron s´┐Żlo los ciudadanos comunes. Los trabajadores, supuestamente representados por la izquierda, tambi´┐Żn se rebelaron. Los mineros de la mina de cobre de Chuquicamata ´┐Ż la mayor mina a tajo abierto del mundo - o los del carb´┐Żn, los envasadores de refrescos, los fabricantes de electrodom´┐Żsticos y hasta cincuenta mil peque´┐Żos propietarios de comercios de la capital se opusieron al gobierno de izquierda. La violencia de agosto dio el punto de quiebre. Los grupos armados se enfrentaban a tiros con las fuerzas policiales y las confiscaciones ´┐Żpopulares´┐Ż aumentaron. El masivo paro de transportistas demostr´┐Ż la cohesi´┐Żn nacional en contra de Allende, quien declar´┐Ż ´┐Żsubversiva´┐Ż la protesta.

 

--

 

Con mano de hierro e indiferente al clamor popular, el dictador socialista afianz´┐Ż su poder e inici´┐Ż una gira por la Uni´┐Żn Sovi´┐Żtica, Cuba, M´┐Żxico y Argelia, donde aprovech´┐Ż de reiterar su apolog´┐Ża del crimen y fraternidad con las dictaduras comunistas. Mosc´┐Ż expres´┐Ż internamente su preocupaci´┐Żn por el costo pol´┐Żtico nacional e internacional de la cubanizaci´┐Żn de Chile expresada personalmente por Allende y sus secuaces.

 

Entre 10.000 y 15.000 guerrilleros revolucionarios provenientes de todo el mundo estaban asentados en Chile a principios de 1973. Fidel Castro, c´┐Żmodo en el clima sovietizado viaja a Chile y permanece casi un mes, escoltado por el general Pinochet, mientras tramaba con Allende la imposici´┐Żn de la nueva Rusia sudamericana. El pueblo, indignado con la estad´┐Ża y enfrentado a la miseria gritaba, hambriento: ´┐Ż´┐ŻFidel! ´┐ŻA la olla! ´┐ŻAli´┐Żado con cebolla!´┐Ż y ´┐Ż´┐ŻSi no se va Fidel, no va a comer ni ´┐Żl!´┐Ż.

 

En mayo de 1973 Allende declara que ´┐ŻEn un per´┐Żodo de revoluci´┐Żn, el poder pol´┐Żtico tiene derecho a decidir en ´┐Żltimo recurso si las decisiones judiciales se corresponden o no con las altas metas y necesidades hist´┐Żricas de transformaci´┐Żn de la sociedad, las que deben tomar absoluta precedencia sobre cualquier otra consideraci´┐Żn. En consecuencia, el Ejecutivo tiene derecho a decidir si lleva a cabo o no los fallos de la justicia´┐Ż.

 

El 26 del mismo mes la Corte Suprema denuncia la violaci´┐Żn de los derechos constitucionales y de la legalidad practicadas por el gobierno. Y se pronuncia con ´┐Żnfasis: ´┐ŻChile se encuentra en un estado inminente de desaparici´┐Żn de la legalidad´┐Ż.

 

La radicalizaci´┐Żn del allendismo lleg´┐Ż a su paroxismo a poco m´┐Żs de dos a´┐Żos de iniciado el terror rojo en Chile. En junio de 1973 el diputado socialista Mario Palestro llama p´┐Żblicamente a la ´┐Żviolencia revolucionaria´┐Ż, proponiendo a las checas marchar a las zonas ´┐Żno populares´┐Ż donde ´┐Żser´┐Żan fusilados quienes no sean obreros ni campesinos´┐Ż.

 

Por su parte, el principal ide´┐Żlogo del Partido Comunista, Volodia Teitelboim, afirma que si la guerra llegara ´┐Żprobablemente significar´┐Ża la p´┐Żrdida de numerosas vidas humanas, probablemente entre 500.000 y un mill´┐Żn´┐Ż.

 

En medio de este clima de terror, el poeta Pablo Neruda, homenajeado con el Premio Nobel, cantaba alabanzas:

 

´┐ŻUni´┐Żn Sovi´┐Żtica, si junt´┐Żramos

toda la sangre derramada en tu lucha,

todo lo que diste como una madre al mundo

para que la libertad agonizante viviera,

tendr´┐Żamos un nuevo oc´┐Żano

grande como ninguno

viviente como todos los r´┐Żos,

activo como el fuego de los volcanes araucanos.

 

En este mar hunde tu mano

hombre de todas las tierras,

y lev´┐Żntala despu´┐Żs para ahogar en ´┐Żl

al que olvid´┐Ż, al que ultraj´┐Ż,

al que minti´┐Ż y al que manch´┐Ż,

al que uni´┐Ż con cien peque´┐Żos canes

del basural de Occidente

para insultar tu sangre,

Madre de los libres...´┐Ż

 

No amedrentaba el bardo. Despreciando el sufrimientos de cientos de millones de personas y la esclavizaci´┐Żn de naciones enteras, escrib´┐Ża:

 

´┐ŻStalinianos. Llevamos este nombre con orgullo.

Stalinianos. Es esta la jerarqu´┐Ża de nuestro tiempo.

En sus ´┐Żltimos a´┐Żos la paloma

La Paz, la errante rosa perseguida, se detuvo en sus hombros

y Stalin, el gigante, la levant´┐Ż a la altura de su frente.

As´┐Ż vieron la paz pueblos distantes´┐Ż.

 

Y agrega en ´┐ŻLas uvas y el viento´┐Ż

 

´┐ŻJunto a Lenin

Stalin avanza

Y as´┐Ż, con blusa blanca

Con gorra gris de obrero

Stalin,

Con su paso tranquilo

Entr´┐Ż en la Historia acompa´┐Żado

de Lenin y el viento...´┐Ż

 

El 22 de agosto la C´┐Żmara de Diputados declara: ´┐Żes un hecho que este gobierno hab´┐Ża decidido, desde el principio, conquistar el poder absoluto (...) para implantar un estado totalitario´┐Ż. Faltaron dos votos para procesar a Allende. Al d´┐Ża siguiente - por una mayor´┐Ża de dos tercios - llama a Allende a respetar la Constituci´┐Żn y las leyes y ´┐Żrestituir la normalidad democr´┐Żtica del pa´┐Żs´┐Ż.

 

Allende, a esa altura de su breve mandato, hab´┐Ża nacionalizado la mayor´┐Ża de las empresas de cierta importancia, comenzando por su intento castrista de colectivizar la banca para controlar el cr´┐Żdito y asfixiar a los enemigos de su revoluci´┐Żn. Se confisc´┐Ż - por orden de los partidos socialista y comunista - cada empresa que pusieron en mira, ante la mirada impotente de las fuerzas policiales, amordazadas y maniatadas por el dictador, y del mismo modo se tom´┐Ż posesi´┐Żn de las tierras agrarias, confin´┐Żndolas a la improducci´┐Żn y hambruna consiguiente.

 

Su pol´┐Żtica monetaria apunt´┐Ż a la destrucci´┐Żn de la econom´┐Ża de la poblaci´┐Żn, emitiendo billetes sin respaldo para aniquilar el ahorro privado.

 

Antes del fin de agosto el Colegio de Abogados declara en un informe que, conforme al art´┐Żculo 43 de la Constituci´┐Żn Nacional, Allende se encuentra incapacitado para ejercer la Presidencia de la Naci´┐Żn.

 

A principios de septiembre de 1973 la inflaci´┐Żn superaba el 1.000%, fen´┐Żmeno inconcebible en la historia de una Naci´┐Żn tradicionalmente respetada por su estabilidad econ´┐Żmica y acento comercial. El d´┐Żficit p´┐Żblico alcanzaba el 50% del PIB.

 

La respuesta del dictador rojo no fue el acostumbrado desprecio por las instituciones y dejar sin respuesta los llamados de los organismos p´┐Żblicos y de representaci´┐Żn popular. Esta vez Allende responde agresivamente violando totalmente la Constituci´┐Żn, al proyectar un refer´┐Żndum a celebrarse en dos semanas, el 11 de septiembre. Esperaba con esto el ´┐Żrespaldo legal´┐Ż para disolver el Congreso y convocar a elecciones populares.

 

Las fuerzas armadas - al margen del conflicto hasta el momento - reaccionaron resguardando la Constituci´┐Żn y la legalidad nacional tal como ordena su juramento de armas. Las brigadas armadas de la ´┐ŻUnidad Popular´┐Ż (UP) estaban siendo entrenadas personalmente por agentes cubanos y el escandaloso ingreso en masa de guerrilleros de diversas nacionalidades, respaldadas por armamento de guerra, preparaban un golpe sangriento que diese cumplimiento a las exigencias socialistas de cubanizar a Chile.

 

Ese domingo 9 de septiembre, en medio de la angustia popular y la intolerable carencia de alimentos, combustibles e insumos de toda especie, los responsables de las fuerzas armadas intercambiaron una misiva para restaurar el orden y garantizar la convivencia c´┐Żvica para el martes 11 de septiembre a las 6 de la ma´┐Żana.

 

Estados Unidos, temeroso de la cubanizaci´┐Żn del pa´┐Żs pero receloso de intervenir, obr´┐Ż a ´┐Żltima hora, cuando la situaci´┐Żn era insostenible. En la ma´┐Żana del 10 de septiembre buques norteamericanos anclaron sigilosamente al sur de la naci´┐Żn, para proveer auxilio en caso de ser necesario. A las cuatro de la tarde un grupo de nav´┐Żos chilenos march´┐Ż al encuentro de la peque´┐Ża flota de refuerzo apostada en el sur y el convoy ingres´┐Ż a Valpara´┐Żso bajo la protecci´┐Żn de la noche. A las tres de la madrugada, desembarcaron las tropas de elite, tomando posesi´┐Żn de las comunicaciones, arrestando en su domicilio al Almirante Moreno y confinando a los activistas de riesgo en los barcos. Coordinadas a la perfecci´┐Żn, las t´┐Żcticas antisubversivas tuvieron lugar con precisi´┐Żn en las otras regiones del pa´┐Żs, donde se procedi´┐Ż a detectar, confinar o ejecutar a los elementos m´┐Żs peligrosos.

 

Santiago, capital de Chile, fue abordada con otra t´┐Żctica militar, centrada en el impacto estrat´┐Żgico y m´┐Żnimo de derramamiento de sangre, pese a estar desde constituido, hac´┐Ża tiempo, el ´┐Żcord´┐Żn de hierro´┐Ż en torno a la capital por las brigadas revolucionarias armadas.

 

En la capital se oper´┐Ż directamente sobre Allende, quien despert´┐Ż a las seis de la ma´┐Żana con avisos telef´┐Żnicos advirti´┐Żndole que el ej´┐Żrcito se dirig´┐Ża directamente al Palacio de La Moneda. Una hora despu´┐Żs, rodeado de la guardia personal ofrecida por Castro para su seguridad, llama a su esposa para despedirse. A las nueve de la ma´┐Żana se dirige a los auditores de las dos ´┐Żnicas radios - de las 29 que hab´┐Ża - que a´┐Żn no estaban bajo control del ej´┐Żrcito. All´┐Ż raj´┐Ż sus vestiduras proclamando su amor y respeto por la Constituci´┐Żn y las leyes, y deplor´┐Ż la ´┐Żtraici´┐Żn de sus generales´┐Ż. Y confi´┐Ż que, no pudiendo detener el operativo militar, sus sucesores se encargar´┐Żan de revertir el retroceso revolucionario.

 

Concluido el discurso recibi´┐Ż un llamado del vicealmirante Carvajal otorg´┐Żndole todas las garant´┐Żas para que pudiese retirarse del palacio - y dirigirse fuera del pa´┐Żs - si renunciaba. Allende se neg´┐Ż. Una segunda llamada le advirti´┐Ż que a las 11 de la ma´┐Żana el Palacio ser´┐Ża atacado por la aviaci´┐Żn. Pese a que las fuerzas armadas retrasaron casi una hora el ataque para dar oportunidad a la renuncia, minutos antes de las doce del mediod´┐Ża dos aviones Hunter Hawk dispararon. Los misiles estrat´┐Żgicos ingresaron por las ventanas espec´┐Żficas se´┐Żaladas por la Comandancia para dar un efecto psicol´┐Żgico. El Palacio permaneci´┐Ż ´┐Żntegro, salvo las llamas de un incendio. El Regimiento de blindados N´┐Ż 2, actu´┐Ż contra el Palacio. Los partidarios de Allende huyeron y se refugiaron, ofreciendo escasa resistencia, impactados por un operativo b´┐Żlico que hac´┐Ża gala de una t´┐Żctica perfecta y fuerte cohesi´┐Żn de los hombres.

 

Resulta interesante releer el trabajo de investigaci´┐Żn de Alain Ammar, experto en Latinoam´┐Żrica, en su libro ´┐ŻCuba Nostra, les secrets d´┐ŻEtat de Fidel Castro´┐Ż, en su an´┐Żlisis de las declaraciones de dos agentes de inteligencia cubanos: Daniel Alarc´┐Żn y Juan Vives. El primero, alias ´┐ŻBenigno´┐Ż, fue terrorista militante junto del Che Guevara en Bolivia. En la obra Ammar devela un impactante secreto respecto a la muerte del tirano chileno: asegura que Allende ni se suicid´┐Ż ni muri´┐Ż bajo las balas de los ´┐Żgolpistas´┐Ż, sino que en verdad fue ajusticiado en manos de uno de los agentes de sus guardaespaldas castristas.

 

La impactante declaraci´┐Żn se oye de labios del sobrino de Osvaldo Dortic´┐Żs Torrado, presidente funcional a Castro en los primeros d´┐Żas del golpe sangriento en Cuba. Vives, ex agente secreto del dictador caribe´┐Żo, recuerda a Allende corriendo por los pasillos del segundo piso del Palacio de Gobierno, preso del miedo gritando: "´┐ŻHay que rendirse!". Pero antes de que tomase una medida, el agente de Fidel y encargado directo de la seguridad del mandatario chileno, Patricio de la Guardia, esper´┐Ż que Allende regresase a su gabinete y le dispar´┐Ż una r´┐Żfaga de ametralladora en la cabeza y acomod´┐Ż entre las manos del mandatario un fusil regalado por Castro. La posici´┐Żn del cuerpo y trayectoria de los proyectiles fueron confirmadas posteriormente por el m´┐Żdico personal del dictador chileno. De la Guardia regres´┐Ż al primer piso del Palacio - ya en llamas - y, reuni´┐Żndose con el resto de agentes castristas se dirigieron sin mayores problemas a la embajada cubana donde se asilaron. Ya en Cuba estuvo implicado junto con su hermano - Tony - en la parodia judicial del General Ochoa, pero no fue fusilado con los dem´┐Żs, presumiblemente por temor a que un documento comprometedor respecto a la muerte de Allende ´┐Żdepositado en un banco paname´┐Żo - fuese develado en caso de la muerte del ex agente.

 

Esa jornada hist´┐Żrica no s´┐Żlo destac´┐Ż por el impecable asalto a´┐Żreo al Palacio de Gobierno. Ese 11 de septiembre fue marcado sobretodo por el mayoritario apoyo popular, que festej´┐Ż en calles y viviendas el fin de los mil d´┐Żas m´┐Żs negros y dolorosos de su historia. La resistencia armada continu´┐Ż los a´┐Żos siguientes en manos de guerrilleros que causaron bajas civiles y militares, obligando a las nuevas autoridades a reforzar las medidas de prevenci´┐Żn, donde, sin duda, pudieron cometerse excesos al calor de las amenazas de la ´┐Żpoca y la herida abierta por los a´┐Żos anteriores. Sin embargo, el compromiso del gobierno militar de restaurar la legalidad y retornar a manos civiles el poder fue una garant´┐Ża que se cumpli´┐Ż cabalmente a trav´┐Żs de elecciones democr´┐Żticas.

 

---

 

El operativo militar del 11 de septiembre dej´┐Ż un saldo de apenas doscientos muertos. Seg´┐Żn fuentes de la izquierda, durante todo el per´┐Żodo militar, desde el pronunciamiento de 1973 hasta las elecciones democr´┐Żticas de 1989, sufrieron muerte cerca de 3.000 personas, de ambos bandos.

 

A un mes del pronunciamiento c´┐Żvico militar, el dirigente kerenskista democratacristiano y luego primer presidente de la Rep´┐Żblica tras las elecciones convocadas por el entonces Presidente Pinochet, declara al diario La Prensa, el 19 de octubre de 1973: ´┐ŻLa verdad es que la acci´┐Żn de las Fuerzas Armadas y del Cuerpo de Carabineros no vino a ser sino una medida preventiva que se anticip´┐Ż a un autogolpe de Estado, que con la ayuda de las milicias armadas con enorme poder militar de que dispon´┐Ża el gobierno y con la colaboraci´┐Żn de no menos de diez mil extranjeros que hab´┐Ża en este pa´┐Żs, pretend´┐Żan o habr´┐Żan consumado una dictadura comunista´┐Ż.

 

Eduardo Frei, quien llev´┐Ż al poder a Allende e implant´┐Ż las bases de la revoluci´┐Żn socialista en Chile, escrib´┐Ża - al mes siguiente - al presidente de la Democracia Cristiana Internacional, ´┐ŻTrataron de manera implacable de imponer un modelo de sociedad inspirado claramente en el marxismo-leninismo. Para lograrlo aplicaron torcidamente las leyes o las atropellaron abiertamente, desconociendo los Tribunales de Justicia (´┐Ż). En esta tentativa de dominaci´┐Żn llegaron a plantear la sustituci´┐Żn del Congreso por una Asamblea Popular y la creaci´┐Żn de Tribunales Populares, algunos de los cuales llegaron a funcionar, como fue denunciado p´┐Żblicamente´┐Ż.

 

Sus palabras fueron posteriormente confirmadas por el Partido Democratacristiano: ´┐ŻCuando nos asesinaron a P´┐Żrez Zujovic pedimos que el Ej´┐Żrcito se hiciera cargo de la investigaci´┐Żn, enfrentamos a la UP propiciando una ley de Control de Armas y pidiendo a trav´┐Żs de la C´┐Żmara de Diputados que las Fuerzas Armadas intervinieran, nuestros l´┐Żderes Eduardo Frei Montalva y Patricio Aylwin Az´┐Żcar declararon que era imprescindible su actuaci´┐Żn, una vez ya producida´┐Ż.

 

No es de extra´┐Żar el posterior resumen que hizo el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR: ´┐ŻDesde 1965 optamos por la v´┐Ża armada, asaltamos bancos y pusimos bombas, organizamos nuestros frentes campesinos, de trabajadores y estudiantiles, nos tomamos cientos de f´┐Żbricas y fundos, nos juntamos con el PS en el GAP, admiramos como los socios de la VOP asesinaban a P´┐Żrez Zujovic, tratamos de infiltrar el Ej´┐Żrcito, resistimos desde el 73 y especialmente el 74, nos rehicimos m´┐Żs adelante para asesinar a numerosos militares y funcionarios del r´┐Żgimen de Pinochet´┐Ż.

 

Una revisi´┐Żn, como se ve, coherente con la proclamada por el Partido Comunista de Chile, que declaraba: ´┐ŻDesde mediados de los ´┐Ż60 organizamos nuestros cuadros paramilitares, apoyamos la invasi´┐Żn armada de Checoeslovaquia el ´┐Ż68, fundamos brigadas de choque e hicimos acopio de armamento desde el ´┐Ż70, nos tomamos cientos de f´┐Żbricas y fundos, mantuvimos diarios que predicaban el odio d´┐Ża a d´┐Ża, resistimos desde septiembre de 1973, organizamos el Frente Manuel Rodr´┐Żguez, introdujimos decenas de miles de armas el 86, atentamos contra Pinochet y asesinamos a numerosos militares y funcionarios de su r´┐Żgimen´┐Ż.

 

Fuertes palabras que fueron corroboradas por el Partido Socialista, desde donde militaba Allende, en una revisi´┐Żn hist´┐Żrica:  ´┐ŻDesde 1965 en Linares y 1967 en Chill´┐Żn optamos por la v´┐Ża armada, organizamos nuestras milicias paramilitares y nuestras brigadas de choque, nos vinculamos con el MIR en el GAP, amparamos a miles de cubanos castristas, recibimos enormes ayudas de Fidel, nos tomamos cientos de f´┐Żbricas y fundos [haciendas], tratamos de infiltrar la Armada, resistimos desde septiembre de 1973, retornamos en masa para organizar la protesta urbana en los ´┐Ż80, asesinamos numerosos militares y funcionarios del r´┐Żgimen de Pinochet´┐Ż.

 

---

 

Sin embargo, 30 a´┐Żos despu´┐Żs, la izquierda restaurada en su sitial de poder, reescribe la historia, omite los hechos y pinta una apolog´┐Ża allendista totalmente desconectada de la realidad. Esa leyenda ´┐Żurea, a falta de trovadores sovi´┐Żticos de la bajeza de un Pablo Neruda, cont´┐Ż esta vez con un apoyo mucho m´┐Żs precioso: milicias period´┐Żsticas y asesores de imagen y comunicaciones que triunfaron incruentamente sobre la poblaci´┐Żn.

 

Declarar que Chile vivi´┐Ż mejor sin Allende, o que por su pol´┐Żtica y pensamiento Allende fue otro Hitler, es decir poco a la hora de hablar, con seriedad, de la historia.
 

 

 

ALERTALIBROS

 Tomo n´┐Ż 12 de la obra "El Terror Rojo": Escalofriante experiencia en una de las m´┐Żs atroces dictaduras militares comunistas. Laos - la tierra del mill´┐Żn de elefantes ´┐Ż fue sometida por Pathet Lao, con la ayuda de la URSS y Vietnam, al terror salvaje y criminal. Barbarie, pobreza, represi´┐Żn y genocidio marcan hasta hoy al pa´┐Żs con menor libertad econ´┐Żmica del mundo...

Leer online Descargar

 

ALERTAIMAGEN

 Bielorrusia

Residentes de Minsk, "ajusticiados" con horca de parte de los comunistas por haber ayudado de alguna forma, aunque fuese insignificante, a los prisioneros de guerra. 1941.

 

  ALERTA 360 INTERNACIONAL

 

ALERTA 360 INTERNACIONAL´┐Ż

Buenos Aires - Santiago - Sao Paulo - Madrid - Nueva York

 

 

Necesidades urgentes

 

 

Publicaciones

 

El Terror Rojo. M´┐Żs 60 tomos,

miles de p´┐Żginas, fuentes y

gr´┐Żficos. An´┐Żlisis y cifras.

 

Cifras de V´┐Żctimas

 

´┐Żndice Mundial de Victimizaci´┐Żn.

Cuadros tem´┐Żticos

a nivel global o nacional.

 

Suscripci´┐Żn

 

Reciba c´┐Żmodamente en su correo libros y novedades.

Semanal | Gratis

 

     

 

Alerta 360 Internacional´┐Ż es una organizaci´┐Żn ciudadana de car´┐Żcter independiente

y sin ´┐Żnimo de lucro. Depende de la cooperaci´┐Żn del p´┐Żblico

para su subsistencia aut´┐Żnoma de grandes intereses.

Su objetivo es informar y promover debates positivos

en torno a los grandes focos de crisis.

 

´┐Ż 2009 by Alerta 360 Internacional´┐Ż. Todos los derechos reservados.